Los Rayos y las Iniciaciones

Tomo número 5 del Tratado sobre los Siete Rayos

Por el Maestro Tibetano Djwhal Khul

(Alice A. Bailey)


INDICE

PRIMERA PARTE 11

CATORCE REGLAS PARA LA INICIACIÓN GRUPAL

Pag.

OBSERVACIONES PRELIMINARES 13
PALABRAS DE INTRODUCCIÓN 21

Regla Uno El Devenir y la Función Grupales 32
Regla Dos Aceptado como Grupo 50
Regla Tres Dual es el Movimiento hacia delante 67
Regla Cuatro Evocación de la Voluntad 83
Regla Cinco El Todo Macrocósmico 101
Regla Seis El Grupo sigue adelante en la Vida 112
Regla Siete La Palabra Invocadora 119
Regla Ocho Los Siete, los Tres y el Uno 130
Regla Nueve El Iniciador Uno 146
Regla Diez O.M. el Sonido Creador 154
Regla Once El Cuarto Gran Ciclo de Realización 178
Regla Doce Servicio Grupal Iluminado-Salvador 191
Regla Trece El Misterio Oculto 208
Regla Catorce La Quíntuple Demanda 238


SEGUNDA PARTE 267

LOS RAYOS Y LAS INICIACIONES

OBSERVACIONES PRELIMINARES 269
PRIMERA SECCIÓN. EL ASPIRANTE Y LOS MISTERIOS DE LA INICIACIÓN 288

La Entrada a través de los dos Portales de la Iniciación 288
El Portal de la Iniciación 288
El Portal que da entrada al Camino de la Evolución Superior 295

La Entrada en el Ashrama 303
Los siete Grupos de Ashramas dentro de la Jerarquía 308
Los siete Senderos que enfrenta el Maestro 327
El Sendero del Servicio en la Tierra 328
El Sendero del Trabajo Magnético 331
El Sendero de entrenamiento para los Logos Planetarios 335

Ciertos Cambios Jerárquicos 338
El Sendero hacia Sirio 341
El Sendero de Rayo 346
El Sendero que recorre el Logos Mismo 348
El Sendero de la Filiación Absoluta 349

Párrafos Extraídos de Tratado sobre Fuego Cósmico 352
Análisis de la Tensión Mundial 353

La Vida Dual del Proceso Iniciático 356
La Vida Dual del Discípulo 359
La Existencia Dual del Maestro 361

La Ciencia del Antakarana 364
La Construcción del Antakarana 366
La Naturaleza del Antakarana 373
El Puente entre los Tres Aspectos de la Mente 377
El Puente como Agente de Alineamiento 388
La Técnica de la Construcción 391
En el Pasado 393
En el Presente 397
Seis Etapas del Proceso de Construcción 400
La Tarea Inmediata 409
Los Siete Métodos de Rayo 413

Delineamiento de la Contemplación Reflexiva 421
Significado del Proceso Iniciático 436
Fusión de la Conciencia del Maestro con la del Discípulo 446
Impresión de la Intención Jerárquica en la Mente del Discípulo 451

SECCIÓN SEGUNDA. EL ASPIRANTE Y LAS INICIACIONES MAYORES 457

La Relación de los Siete Rayos con las Iniciaciones 458

Los Rayos y las Cinco Iniciaciones que enfrenta la Humanidad 465
Primera Iniciación. El Nacimiento. Séptimo Rayo 465
Segunda Iniciación. El Bautismo. Sexto Rayo 473
Tercera Iniciación. La Transfiguración. Quinto Rayo 484
Cuarta Iniciación. La Renunciación. Cuarto Rayo 494

El Tipo particular de la Energía involucrada y su Efecto iniciático 497
El Efecto de la Energía de Armonía a través del Conflicto sobre la
Humanidad 501
El Factor del Rayo Amor Sabiduría cuando controla al Cuarto Rayo 504
El Efecto del Rayo de Armonía a través del Conflicto en el Mundo
Moderno de Naciones 509
Los resultados de la Actividad del Cuarto Rayo sobre el Discípulo
Individual 522
Resumen y Predicción 524

Los Rayos de Aspecto y las Iniciaciones Superiores 526
Quinta Iniciación. La Revelación. Primer Rayo 529
El Efecto que en la Actualidad Produce el Primer Rayo sobre la Humanidad 530

Sexta Iniciación. La Decisión. Tercer Rayo 536
Séptima Iniciación. La Resurrección. Segundo Rayo 537
Octava Iniciación. La Gran Transición. Cuarto, quinto, sexto, y
séptimo rayos 537

(Los cuatro rayos menores)
Novena Iniciación. La Negación. Primero, segundo y tercer rayos 537


(Los tres rayos mayores)

LAS SIETE Y LAS NUEVE INICIACIONES DE NUESTRA VIDA PLANETARIA 538

La Significación de las Iniciaciones 542
Primera Iniciación. El Nacimiento en Belén 544
Segunda Iniciación. El Bautismo en el Jordán 551
Tercera Iniciación. La Transfiguración 562
Cuarta Iniciación. La Gran Renunciación o Crucifixión 566
Quinta Iniciación. La Revelación 575

La Parte que Desempeña la Energía al Inducir a la Revelación 579
El Lugar que ocupa la Voluntad para Inducir a la Revelación 584

Sexta Iniciación. La Decisión 587
Séptima Iniciación. La Resurrección 596
Octava Iniciación. La Gran Transición 602
Novena Iniciación. La Negación 602

APÉNDICE 605
CINCO GRANDES ACONTECIMIENTOS ESPIRITUALES 607
ESTANZAS PARA DISCÍPULOS 624



 

Tercera iniciación. La Transfiguración. Quinto Rayo.
La Energía del Conocimiento Concreto.

 

Debido a que todos los discípulos deben estar centrados en el plano mental y actuar desde ese nivel de conciencia, es de suma importancia la comprensión de este tipo de conciencia.

Se dice muy fácil y superficialmente que los discípulos (lógicamente es así) e iniciados deben emplear la mente, y que su polarización debe ser mental. Pero ¿qué significa esto? Daré algunas definiciones concisas de esta energía de rayo, dejando que ustedes la apliquen individualmente y, por el estudio de estos conceptos sobre la mente, aprendan a valorar su propia condición mental.

1. La energía de lo que tan peculiarmente se llama "ciencia concreta", es la cualidad o naturaleza condicionante del quinto rayo.

 

2. Constituye preeminentemente la sustancia del plano mental. Este plano corresponde al tercer subplano del plano físico, siendo, por lo tanto, de naturaleza gaseosa -si quieren utilizar su analogía como símbolo de su naturaleza. Es volátil, fácilmente dispersiva, y agente receptor de la iluminación, y su efecto puede ser ponzoñoso, pues sin duda existen condiciones en que "la mente es el matador de lo Real".

 

3. Esta energía se caracteriza por tres cualidades:


a. La cualidad resultante de la relación con la Tríada espiritual es denominada "mente abstracta", y el impacto que la afecta proviene del nivel átmico de la Tríada espiritual, el de la voluntad espiritual.


b. La cualidad que en este sistema solar responde fácilmente al rayo mayor del planeta, el de amor-sabiduría. Tan responsiva es, que -en conjunción con emanaciones de los tres mundos- ha producido la única forma existente en el plano mental. Esta forma, en sentido planetario, es la del reino de Dios y, en sentido individual, la del ego o alma.


c. La cualidad básicamente relacionada con las emanaciones o vibraciones que surgen de los tres mundos, que en forma creadora dan por resultado las miríadas de formas mentales que se hallan en los niveles inferiores del plano mental. Por lo tanto, podría decirse que estas tres cualidades o aspectos del quinto rayo de energía espiritual producen:

El pensamiento puro.


El pensador o el Hijo de la Mente.


Las formas mentales.

 

4. Esta energía (en lo que concierne al género humano) es la constructora de formas mentales, y todas las impresiones de los planos físico, etérico y astral, la obligan a entrar en actividad en el nivel del conocimiento concreto, con una resultante presentación caleidoscópica de formas mentales.

 

5. Fundamentalmente es hoy la energía más poderosa en el planeta, porque llegó a su madurez en el primer sistema solar, el de la inteligencia activa.

 

6. Esta energía admite a la humanidad (y particularmente al discípulo entrenado o iniciado) penetrar en los misterios de la Mente de Dios Mismo. Es la llave "sustancial" para la Mente Universal.

 

7. Es profundamente susceptible a la energía de amor sabiduría; a su fusión con el aspecto amor le damos el nombre de "sabiduría", porque toda sabiduría es conocimiento obtenido por la experiencia y complementado por el amor.

 

8. Esta energía, en sus tres aspectos, está relacionada en un sentido particular con los tres Budas de Actividad. Estas grandes Vidas alcanzaron Su actual estado de desarrollo en el sistema solar anterior.

 

9. Si se la considera como la energía mental de un ser humano -y ésta es una de sus limitaciones menores, aunque sea la mayor para él- es la analogía superior del cerebro físico. Podría decirse que el cerebro existe porque existe la mente, la cual necesita un cerebro como su punto focal en el plano físico.

 

10. La cualidad de esta energía de conocimiento concreto o ciencia, es dual:

 

a. Responde extraordinariamente a impresiones que provienen de una u otra fuente.


b. Adquiere rápidamente formas en respuesta a la impresión.

 

11. Las impresiones recibidas provienen de tres fuentes, siendo secuencialmente reveladas al hombre. Estas son:

a. Impresiones desde los tres mundos; provienen ante todo, del hombre individual, y, luego, de los niveles de conciencia planetaria.


b. Impresiones desde el alma, el Hijo de la Mente, en el nivel de la mentalidad misma.


c. Impresiones desde la Tríada espiritual, vía el antakarana, llegan cuando el antakarana ha sido construido o está en proceso de construcción.

 

12. Esta energía es esencialmente portadora de luz. Responde -de nuevo secuencialmente en tiempo y espacio- a la luz del Logos. Por esta razón a la mente se la considera iluminada cuando están presentes los contactos superiores, y como iluminadora cuando están implicados los planos inferiores.

 

13. Esta energía (desde el punto de vista humano) es despertada y llevada a la actividad por la acción de los cinco sentidos, los conductores de la información desde los tres mundos al plano mental. Podría decirse que:

a. Cinco corrientes de energía informativa hacen, por lo tanto, su impacto sobre la mente concreta y emanan del plano físico astral.


b. Tres corrientes de energía, provenientes del alma, hacen también su impresión sobre la mente concreta.


c. Una corriente de energía -durante el proceso iniciático- entra en contacto con la mente. Esta llega de la Tríada espiritual y emplea el antakarana.

 

14. La energía de este quinto rayo podría ser considerada como sentido común, porque recibe todos estos impactos de distintas energías, las sintetiza, produce orden e interpreta los muchos e incesantes impactos, creando así la multiplicidad de formas a las que damos el nombre de "pensamiento mundial".

 

15. Esta energía trasforma las ideas divinas en ideales humanos, y relaciona los conocimientos y las ciencias de la humanidad con estos ideales, haciendo de ellos factores maleables en la evolución humana, sus culturas y civilizaciones.

 

Podría agregar mucho más, pero en lo que antecede he dado una serie de sencillas definiciones que serán de valor cuando estudiemos el desarrollo mental del discípulo, al pasar por el proceso iniciático, nuestro tema actual. También arroja luz sobre los efectos de rayo en la humanidad como un todo.

En realidad, esta energía de rayo es lamentablemente concreta en su expresión en nuestra raza Aria -raza que verá a muchas personas recibir la iniciación como nunca en la historia humana y que, en un sentido peculiar, verá además el descenso del reino de Dios sobre la Tierra como resultado del ascenso de muchos, en la escala de la evolución.

Así como el discípulo o el iniciado son una personalidad fusionada con el alma, la humanidad -en el plano físico- será también fusionada con el alma, precipitando el reino de Dios y dando nacimiento a un nuevo reino de la naturaleza.

Este gran descenso espiritual tendrá como prefacio (si puedo emplear tal palabra) la aparición de Cristo entre los pueblos del mundo y la estupenda afluencia del amor y la sabiduría.

 

La tendencia de las mentalidades esotéricas se refiere siempre a las grandes líneas de fuerza: 1-3-5-7 y 2-4-6.

 

 

Quisiera que recuerden enfáticamente la relación de los rayos segundo y quinto, del segundo plano, el monádico, y el quinto plano, el mental; la relación de estas energías mayores posibilita la Iniciación de la Transfiguración.

 

¿Cuál es el efecto de esta energía de rayo sobre toda la humanidad actualmente? El efecto de estas influencias es muy grande y de suprema importancia en la quinta raza raíz, la Aria, de este segundo sistema solar. Pueden observar aquí nuevamente con claridad las analogías que surgen. Quisiera que tengan nuevamente en cuenta:

1. El segundo rayo, el Rayo de Amor-Sabiduría y el quinto rayo, el Rayo del Conocimiento o Ciencia Concreta.


2. El segundo plano, el plano monádico, y el quinto plano, el plano mental.


3. El segundo sistema solar de amor, y la quinta raza raíz, la Aria, de inteligencia activa.

 

En todas estas relaciones básicas, la quinta en el orden está destinada a ser el instrumento, el vehículo o el factor complementario de la segunda. Al actuar la Mente Universal por intermedio de todos los planos de nuestra consciente vida planetaria, es el agente creador y el factor de construcción de la forma, que hace posible la revelación del amor.

Actualmente, en nuestras era y raza arias, vemos la expresión vital de esta quinta energía de rayo. Cuando empleo la palabra "raza" no me refiero a las diferenciaciones hechas por el hombre ni a las pseudo científicas, respecto a las naciones, razas o tipos, sino a un estado de conciencia aria o conciencia mental, o estado reflexivo; éste tiene sus exponentes y sus "miembros de raza" en cada nación, sin diferencias ni omisiones.

 

Quisiera que lo recuerden cuidadosamente, pues no está por aparecer ninguna raza nueva, desde el ángulo territorial; sólo hay una distribución general de esas personas que poseen las denominadas características de la sexta raza raíz. Este estado de conciencia hallará su expresión en personas tan racialmente separadas como los japoneses y los americanos, los negros y los rusos. Significa que hay una capacidad para actuar con lucidez en el plano mental, comparar las informaciones, interpretar correctamente y relacionar esa información, y crear los necesarios conceptos o formas mentales para posibilitar esas interpretaciones.

Estas formas mentales se clasifican en tres campos principales de pensamiento o zonas de la conciencia de formas mentales.

1. La Ciencia. En esta palabra incluyo todo lo que abarca o se supone que lo hace, el proceso educativo y esa ciencia tan útil como es la medicina.
2. La Filosofía. En su presentación de las grandes ideas condicionantes.
3. La Sicología. En su esfuerzo por justificar a la humanidad y descubrir lo que el hombre es esencialmente y cómo funciona.

Observarán que no he incluido a la religión en este análisis La razón de ello es que si las religiones mundiales fueran realmente controladas por el conocimiento concreto o ciencia, no serían sistemas confusos, especulativos, místicos y controlados por el espejismo, como lo son actualmente. Algún día las mentes de los hombres -iluminadas por la luz del alma- formularán la única religión universal, que será reconocida por todos. Entonces el reino de Dios será conocido por lo que es, otro reino de la naturaleza. Desaparecerán la especulación, el pensamiento anhelante y la aspiración esperanzada. La ciencia del ocultismo es el primer paso en el camino de la verdadera religión, y la investigación científica de la sicología humana ayudará grandemente a ese fin.

Hoy encontramos que esta energía de rayo se expresa principalmente por intermedio de la ciencia -una ciencia lamentablemente envilecida y corrompida por el materialismo y la codicia humana, pero ciencia que (cuando está totalmente animada por la buena voluntad) elevará a la humanidad a niveles superiores de conciencia, sentando las bases para esa época en que la humanidad, en gran escala, podrá pasar la Iniciación de la Transfiguración. Se están dando pasos en esta dirección, y la prensa, la radio y los rápidos medios de transporte, han hecho mucho para acelerar la revelación de esas unidad y Unicidad, características principales de la Mente Universal.

Estos desarrollos pueden ser considerados como pasos iniciales del proceso iniciático para la tercera iniciación -por muy lejos que se halle esa iniciación para la masa humana. La unificación y el creciente sentido de unicidad son los requisitos necesarios para esta iniciación, y es la personalidad integrada quien la recibe. (años 20 siglo XX nota del editor de la web)El pecado principal de Rusia, y lo que ha prostituido y desviado el impulso divino inicial, que subyace en la ideología de ese país, es la determinación que demuestra en estos momentos ser separatista y mantener alejado al pueblo ruso de todo contacto con el mundo, complementándolo con el engaño y reteniendo toda información.

La naturaleza totalitaria del gobierno ruso no constituye el principal desastre, sino su negativa a desarrollar la conciencia universal. Actualmente, muchos gobiernos son de naturaleza totalitaria, abierta o sutilmente, pero -al mismo tiempo- sus pueblos tienen libre acceso a la prensa y a la radio y no se los mantiene en la ignorancia respecto a los acontecimientos mundiales. Rusia está llegando a expresar en forma destacada la gran herejía de la separatividad. Allí reside su problema -problema que sus gobernantes se niegan a reconocer.

 

La existencia de una mente cerrada en escala nacional es en extremo peligrosa, como lo es el individuo que está en un "estado mental" también peligroso, cuando se cierra a todo contacto con el mundo, a las noticias y la comprensión mundiales y se niega a aceptar nuevas ideas y nuevos modos de conducta.

 

Afortunadamente, la influencia de esta energía de quinto rayo -que está siempre presente, esté o no el rayo en encarnación- conduce constantemente a la humanidad hacia la iluminación.

Esta energía de rayo actúa siempre en relación con la Ley de las Separaciones. En la actualidad, enormes separaciones entre el pasado y el presente están a la orden del día. La importancia de este enunciado reside en el hecho de que -por primera vez en la historia- la humanidad es consciente de la separación desde el momento en que se produce. Hasta ahora, se han observado las separaciones cuando se ha hecho una retrospección histórica. Hoy los hombres de todas partes son conscientes de que el antiguo orden, las antiguas culturas y civilizaciones, están desapareciendo con rapidez, y universalmente claman por lo nuevo.

 

En todas partes se van sentando las bases para el nuevo orden, y su llegada es amenazada sólo por un país, Rusia, debido a su separatividad (y no a causa de su ideología), y por un grupo mundial en cada país, culpable de la codicia financiera y de la consiguiente agresividad.

 

Antes de que la humanidad pueda pasar por la Iniciación de la Transfiguración, debe estar activo el nuevo orden mundial y la civilización futura en su punto más elevado.

Es inútil considerar esta tercera iniciación en conexión con toda la humanidad o su proceso iniciático preparatorio o el subsiguiente. Todo ello está demasiado lejos en el futuro, hasta para la consideración de la humanidad más evolucionada;

 

sin embargo, hay discípulos avanzados que se están preparando para esta iniciación, y también unos pocos están pasando por el proceso iniciático previo a la cuarta iniciación.

 

La expresión sobresaliente de esta energía de quinto rayo puede verse en la rápida formulación de muchas ideologías que han tenido lugar desde el año 1900. Tales palabras como fascismo, comunismo, nacional socialismo y el socialismo aceptado por los británicos y los nombres de muchas escuelas de sicología y filosofía, eran desconocidos hace cien años; en la actualidad son temas comunes de difusión y frases del hombre de la calle.

La afluencia de esta energía mental al mundo de los hombres, el logro consciente de la capacidad mental de muchos miles de personas y la realización de la polarización mental, por los aspirantes de todo el mundo, se deben todos a la actividad de esta energía de quinto rayo, lo cual puede ser considerado como trabajo preparatorio para la primera y segunda iniciaciones. Algo de este éxito es debido también a la función poco comprendida de esta energía de quinto rayo, la interacción telepática. Pocas personas saben, en mínimo grado, que todo ser humano es naturalmente telepático y que su mente es impresionable; esto también es efecto de la influencia de quinto rayo.

La creación (y debería agregar la supercreación) de millones de cosas materiales que los hombres de todas partes consideran esenciales para su bienestar, es también resultado de la actividad creadora de la conciencia de quinto rayo.

 

Esto es así lógicamente cuando se demuestra en el plano físico, pero cuando sucede en el plano mental, entonces hablamos de ideas, conceptos, filosofías e ideologías;

 

cuando se demuestra en el plano astral, somos conscientes del impulso religioso, del misticismo y de los deseos emocionales y condicionantes.

 

En todas partes estos aspectos están actualmente presentes en la conciencia de los hombres. Todas las cosas se están cristalizando en la conciencia humana, lo cual tiene lugar a fin de que el hombre sea consciente de su ubicación en la escala de evolución y de lo que es correcto y de lo erróneo.

Esto también se debe a la influencia de la energía de quinto rayo, la cual comenzará a transformar la vida, los deseos y además los asuntos y actitudes humanos, y conducirá, eventualmente (al mediar la sexta raza raíz), a la gran Iniciación de la Transfiguración, donde quedará revelada la realidad que subyace en todos los fenómenos humanos.

 

Consideraremos ahora el efecto de esta energía de rayo sobre la vida del individuo, cuando enfrenta la tercera iniciación, la cual como ya dije, es la primera, desde el ángulo de la Jerarquía, y en ella el hombre espiritual demuestra controlar completamente la personalidad.

El cuerpo físico ha sido controlado por las disciplinas físicas;

la naturaleza emocional ha sido reorganizada y ha llegado a ser receptiva a la impresión espiritual, proveniente del plano de la razón pura (el plano búdico), mediante el proceso de transformación de la mente o quinto principio.

A este respecto, la mente ha actuado como organizadora de la reacción astral y como disipadora del espejismo.

 

El discípulo enfoca su conciencia cotidiana en el plano mental, predominando la relación triangular de los tres aspectos de la mente en este plano. En la iniciación siguiente, la de la Renunciación; esta relación se hará dual en vez de triangular, por medio de la destrucción del vehículo del alma, que ya no es necesario. La fusión de la personalidad con el alma es entonces completa.

Durante el proceso iniciático que precede a la tercera iniciación, la mente trabaja en forma nueva. Su trabajo transmutador en el plano físico se ha cumplido; su trabajo transformador en la naturaleza emocional ha sido exitoso, y ahora su trabajo transfigurador en la personalidad como un todo, es llevado adelante, haciendo posible la Iniciación de la Transfiguración.

Es de valor para el estudiante considerar estas tres actividades de la mente. El agente transmutador, en el primer caso, es la mente inferior o concreta; el agente transformador es el alma, mientras que el agente transfigurador es la Tríada espiritual, actuando por intermedio de la mente superior o abstracta.

 

Observarán la maravillosa síntesis del trabajo espiritual. Cuando este trabajo ha concluido, llega a ser posible la iniciación de tercer grado. Esto produce impelentes y nuevos contactos. Debe recordarse aquí que, con la palabra "nuevos", quiero significar lo nuevo en conciencia, pues la síntesis básica y la relación fundamental, existen siempre en el reconocimiento efectivo, pero sólo es comprendido progresivamente por el hombre espiritual en evolución.

 

Es casi imposible diferenciar los resultados de la energía de quinto rayo en los diferentes aspectos de la personalidad, debido a que el iniciado actúa ahora como una personalidad fusionada con el alma y, por lo tanto, los tres aspectos de esa personalidad no son ni más ni menos que agentes del alma, respondiendo progresivamente a la afluencia de la energía triádica. Por lo tanto podría decirse que, como resultado de la Iniciación de la Transfiguración -el punto culminante del desenvolvimiento estrictamente humano-, los tres tipos de energía expresados por medio de la Tríada espiritual, pueden empezar -únicamente empezar- a afluir por intermedio del reflejo de sí misma en los tres mundos. Expondré esto de la manera siguiente:

1. La energía directriz de la mente superior -como resultado de la Iniciación de la Transfiguración y vía el antakarana- es lanzada al cerebro; por lo tanto, el hombre en el plano físico es guiado, dirigido y controlado por el propósito grupal y por el plan jerárquico.

 

2. La energía iluminadora de la razón pura, que emana del plano búdico, desciende al cuerpo clarificado y organizado, de respuesta sensible, todo lo que queda del denominado cuerpo astral. Esto produce la total liberación del espejismo y la creación de "un límpido depósito de tan razonable respuesta al amor de la relación divina", que el iniciado se convierte en revelador sensible de ese amor.

 

3. La energía dinámica del plano átmico (el aspecto más elevado de la Tríada espiritual) afluye a la mente, y empieza lentamente a revelar la voluntad al bien, que es esencialmente la voluntad de Dios.

 

 

Detrás de estas tres diferenciaciones que son todas expresiones o aspectos de la mente divina o universal, el iniciado siente tenuemente o llega a darse cuenta conscientemente, de lo que se ha denominado Mónada, Espíritu o Vida. Ello es sutilmente revelado en la Iniciación de la Transfiguración recibida por el Maestro Jesús, que, en bien de la humanidad, volvió a pasar por las cinco iniciaciones humanas.

En esta representación dramática de la tercera iniciación, los tres discípulos (o los tres vehículos de la personalidad) se prosternaron, y el Maestro Mismo (la personalidad glorificada) se transfiguró ante ellos. En este punto culminante oyeron lo que se llama "la voz del Padre" hablándole a Jesús transfigurado.

 

La personalidad es poseedora entonces del conocimiento, pues la energía del quinto rayo ha hecha su trabajo necesario; el discípulo es también consciente de que está en posesión de la sabiduría, que le permite utilizar el conocimiento para desarrollar el Plan y, por lo tanto, actuar como factor iluminador en el mundo de los hombres. Sabe con claridad de lo realizado, y presiente algo de lo que hay por delante.

El gran principio de la separación (que rige el quinto rayo) es el factor dominante en su sentido del tiempo; distingue ya agudamente entre el pasado y el presente y lo que debe ser comprobado en el futuro.

La separación, en el sentido de separatividad, ha terminado para él, y ya siente y conoce algo de la unidad esencial de toda vida manifestada; por lo tanto, desde el ángulo del espacio, ha dominado y vencido la separación y división; en el sentido del tiempo no lo ha hecho. La gran herejía de la separatividad ya no existe en su conciencia, sin embargo, la conciencia del proceso iniciático aún no ha terminado, pues eso involucra el reconocimiento del tiempo.

Durante el proceso iniciático entre la segunda y la tercera iniciación, el iniciado debe luchar contra la ilusión, en el mismo sentido que lo hizo anteriormente cuando tuvo que hacerlo contra el espejismo.

La ilusión es, en último análisis, el control de los procesos mentales por las grandes y masivas formas mentales; este conflicto persiste desde el momento que el discípulo logra la polarización mental (en el punto medio entre la segunda y tercera iniciaciones), hasta que se presenta ante el Iniciador en la sexta Iniciación de la Decisión, donde desaparece la última ilusión.

 

Se darán cuenta y quizás comentarán que hasta los Maestros están, por lo tanto, sujetos a la ilusión. Definidamente lo están, y hay grandes y básicas ilusiones que rigen la vida dentro de la Jerarquía. No obstante, son ilusiones de orden tan elevado que -para la humanidad avanzada- significaría la realización. Sólo puedo dar un ejemplo de dicha ilusión, aunque resultará claro y suficiente.

Recién en la sexta Iniciación de la Decisión desaparece finalmente la ilusión del "círculo no se pasa" planetario. Entonces el Maestro sabe que tal limitación no existe. Para Él, la elección entre los siete senderos se hace posible. Esta ilusión básica constituye para el género humano un gran misterio jerárquico, y está basada en el Principio de Privación, mediante el cual el Logos planetario elige circunscribir Su libertad y limitar Sus actividades.

Esta curiosa libertad de limitaciones sucesivas es experimentada en la tercera, sexta y novena iniciaciones; las tres, en forma misteriosa, están relacionadas entre sí. La Transfiguración conduce eventualmente a la Decisión, que culmina a su debido tiempo en la Negación final de aceptar limitaciones planetarias de cualquier tipo.

Será evidente que cuanto más elevada sea la iniciación tanto menos control, o conexión con la personalidad, tendrá la energía involucrada. Fusiones progresivas y reconocidas tienen lugar al pasar una iniciación tras otra; el efecto de la energía involucrada será observado en relación con toda la humanidad, con el trabajo del ashrama en la Jerarquía y con la vida planetaria. Esto debe tenerse siempre presente y necesariamente limitará el alcance de la enseñanza que pueda impartirles.

Resumiré ahora los efectos de esta energía de quinto rayo en relación con la humanidad y el iniciado individual:

1. He dado, ante todo, quince datos informativos, acerca de esta energía de quinto rayo o quince definiciones de su actividad, lo cual merece un cuidadoso estudio.

2. El efecto de esta energía de quinto rayo sobre la humanidad, en esta quinta raza raíz, ya fue considerado; se observó que el efecto ario era dominante y dinámico en extremo y que ha acelerado grandemente la evolución humana.

3. He señalado la estrecha relación entre el amor y la mente como

a. segundo y quinto rayos,
b. segundo y quinto planos,
c. segundo sistema solar y quinta raza raíz.

En todas estas relaciones, la quinta, en orden correlativo, constituye el agente principal y revelador del segundo tipo de energía espiritual.

4. La energía de quinto rayo produce tres zonas principales de pensamiento o tres condiciones importantes, en las cuales se expresa la energía creadora de formas mentales:

a. Ciencia, educación, medicina.
b. Filosofía, ideas, ideales.
c. Sicología en proceso de desarrollo moderno.

5. Esta energía de quinto rayo actúa en conexión con la Ley de las Separaciones.

6. Es también responsable de la rápida formación de grandes ideologías condicionantes.

7. Es además el factor importante para posibilitar la primera iniciación principal (la de la Transfiguración).

 

8. La energía de quinto rayo actúa de tres maneras, en relación con los tres aspectos de la personalidad:

a. Como agente transmutador .... el cuerpo físico.
b. Como agente transformador ... el cuerpo astral.
c. Como agente transfigurador ... el cuerpo mental.

He dado aquí mucho material para reflexionar; señala la meta de la personalidad y el medio por el cual se alcanza dicha meta.

 

Después de la tercera iniciación, vamos conscientemente hacia expansiones superiores de conciencia y entramos en el reino de las ideas, que al discípulo no le es fácil apreciar o comprender. Gran parte de lo que diré sobre la energía de rayo y las iniciaciones superiores, significará muy poco para muchos, pero tendrá gran significado para la conciencia iniciática. Los iniciados del mundo vendrán a la encarnación en esta época y leerán mis palabras al final de este siglo, con gran comprensión.


 

 


Clickear en la imagen para ir a www.maestrotibetano.es

 


 

 

 

 

 


ENLACES A OTRAS PÁGINAS



 

 

REVISTA NIVEL 2 NÚMERO 22 ABRIL 2020

 

REVISTA NIVEL 2 NÚMERO 21 MARZO 2020


REVISTA NIVEL 2 NÚMERO 20 NOVIEMBRE DE 2019