DEL LIBRO: LA EXTERIORIZACIÓN DE LA JERARQUÍA

ALICE BAILEY-MAESTRO TIBETANO (DJWHAL KHUL)

GRUPOS SIMIENTE DE LA NUEVA ERA

Julio de 1937

Anteriormente expuse algunos pensamientos sobre los nuevos grupos que entran en actividad de acuerdo a la Ley del Progreso Grupal. Dicha ley tiene una relación muy estrecha con la nueva era acuariana.*(1)

Siempre existieron grupos en el mundo como, por ejemplo, la unidad grupal familiar, pero fueron predominantemente grupos de tercer rayo, por lo tanto, con predominante expresión y control externos, originados como resultado del deseo. Su enfoque fue destacadamente materialista y constituyó parte del plan designado. Las correctas objetividad y expresión fueron y siguen siendo la meta del proceso evolutivo. Pero en la actualidad la actividad de los grupos que se están formando es de segundo rayo, los grupos constructores –que construyen las formas para la expresión de la nueva era. No son resultado del deseo, como generalmente se entiende el término, porque se fundan. básicamente sobre un impulso mental. De hecho son subjetivos, no de naturaleza objetiva. Se caracterizan por la cualidad, más que por la forma. Es de desear que produzcan oportunamente poderosos efectos objetivos, por ser ésa la intención de nuestras mentes, pero –en la etapa actual, que es la de germinación— son subjetivos y (hablando esotéricamente) “trabajan en la oscuridad”. En alguna fecha lejana surgirán grupos de primer rayo, animados por el aspecto voluntad, que serán en consecuencia de naturaleza más subjetiva y de origen más esotérico, pero no tenemos por qué ocuparnos de ellos.

 

Estos grupos simiente son embrionarios y, por lo tanto, análogos a las simientes en germinación; su actividad es actualmente dual. Cada simiente demuestra su vida mediante evidencias de su vida externa y actividades internas, y dichos grupos simiente no son la excepción a esta ley universal. Su actividad se evidencia por su relación recíproca y con la Jerarquía. Aún no lograron surgir a la actividad del plano externo. Su vida interna no es adecuadamente fuerte, pero, según las escrituras, están “echando raíz hacia abajo” a fin de “fructificar hacia arriba”.

Si estos grupos se desarrollan según lo proyectado, si la vida corporativa de los miembros persiste en la correcta relación integral y si la nota clave es la continuidad, entonces estos grupos simiente, por pequeños que sean, llegarán a florecer y por medio de una oportuna “diseminación de la simiente” lograrán finalmente “cubrir de verdor la tierra”. Estoy hablando en lenguaje simbólico que, como bien saben, es el de la verdad. Una pequeña planta que a su vez logra producir una simiente, por medio de una correcta fructificación, puede así reproducirse en forma múltiple. Por consiguiente, no se dejen impresionar indebidamente por la pequeñez del esfuerzo. Una pequeña simiente es una poderosa fuerza, que si se la cuida debidamente y nutre correctamente, y madura por el sol y el agua del suelo, su potencia es impredecible.

Ciertas ideas germen que van surgiendo en la conciencia humana, difieren peculiarmente de las del pasado y son tan diferentes que constituyen la característica de la nueva era, la Era de Acuario. Hasta ahora las grandes ideas que lograron finalmente controlar a la raza en cualquier época, fueron la dádiva de los hijos intuitivos de los hombres a su generación. Los seres humanos evolucionados captaron la idea intuida, la subordinaron al proceso de mentalización, la hicieron deseable y luego la vieron venir a la existencia por medio "del factor reconocimiento", según se dice esotéricamente. Una mente iluminada presentía la idea divina, necesaria para el desarrollo de la conciencia racial, entonces le daba forma; una minoría la reconocía y así fomentaba su crecimiento; oportunamente, la mayoría la deseaba, entonces se manifestaba en forma experimental y esporádica por todo el mundo civilizado en determinada época, donde prevalecía cierta cultura. Así se manifestaron las ideas.

 

Podrían mencionarse dos modos en que estas ideas termi-nantes vinieron a la existencia en el pasado, y desempeñaron su parte para conducir a la raza hacia adelante.

 

Una fue por la enseñanza impartida por un instructor que fundó una escuela de pensamiento, trabajando por medio de las mentes de algunos elegidos y, por su intermedio, matizó oportunamente los pensamientos de los hombres de su época. Ejemplos sobresalientes de instructores así, fueron Platón, Aristóteles, Sócrates y muchos otros.

 

 

 

Otro método fue evocar el deseo de las masas en lo que se consideraba deseable para la reorientación masiva hacia una expresión más plena de la vida. Tal expresión de vida, fundada sobre alguna idea, fue personificada en una vida ideal. De este modo tuvo expresión el trabajo de los Salvadores del mundo y dio lugar al surgimiento de una religión mundial.

 

El primer método fue estrictamente mental y sigue siéndolo aún hoy; las masas, por ejemplo, saben poco de Platón y sus teorías, no obstante el hecho de que Platón ha moldeado las mentes humanas –sea por la aceptación o la refutación de sus teorías— a través de las edades.

 

El otro método es estrictamente emocional y matiza más fácilmente la conciencia de la masa. Un ejemplo fue el mensaje del amor de Dios que Cristo enunció y la reacción emocional de las masas a Su vida, Su mensaje y Su sacrificio.

 

De esta manera se satisfizo a través de las edades la necesidad de la minoría mental y de la mayoría emocional. En cada caso, el trabajo efectuado y el medio por el cual se guió a la raza originaron de una conciencia humano divina; el medio era un Personaje que conocía, sentía y estaba unificado con el mundo de las ideas, el orden mundial interno y el plan de Dios.

El resultado de ambas técnicas de actividad ha sido la emanación de una corriente de fuerza proveniente de algún estrato o nivel de la conciencia mundial –mental o emocional— que son aspectos de la conciencia de la deidad en manifestación.

 

Este impacto de fuerza ha evocado una respuesta de quienes funcionan en algunos de estos niveles de percepción. Hoy, a medida que tiene lugar la integración de la familia humana y el nivel mental de contacto es más poderoso, tenemos una fuerte reacción humana hacia las escuelas de pensamiento y una débil reacción hacia los métodos de la religión ortodoxa, lo cual se debe a que es tendencia de la conciencia humana (si puedo expresarlo así) apartarse de lo emocional e ir hacia los niveles mentales de conciencia y esto, en lo que a las masas concierne, irá aumentando.

En este momento hay un número suficiente de personas que –habiendo logrado un acercamiento religioso y mental a la verdad, factor definido en su conciencia en pequeña medida, y habiendo establecido suficiente contacto con el alma, como para poder empezar a establecerlo con las ideas mundiales (en los niveles intuitivos de la conciencia)— pueden emplear una nueva técnica. Juntas y como grupo pueden ser sensibles a las nuevas ideas entrantes, que están destinadas a condicionar la nueva era que ya está sobre nosotros; juntas y como grupo pueden establecer los ideales y desarrollar las técnicas y métodos de las nuevas escuelas de pensamiento que determinarán la nueva cultura; juntas y como grupo pueden llevar estas ideas e ideales a la conciencia de las masas, para que las escuelas de pensamiento y las religiones mundiales se fusionen en una sola y así surgir la nueva civilización, la cual será el producto de la fusión mental y emocional de las técnicas de la era pisceana, produciendo así la oportuna manifestación, en el plano físico, del plan de Dios para el futuro inmediato. Ésta es la visión, subyacente en el experimento que se está llevando a cabo sobre los nuevos grupos simientes.

 

 

Considerando todo el problema desde otro ángulo, podría decirse que, en el pasado, el esfuerzo consistió en elevar la conciencia de la humanidad por los esfuerzos precursores de sus preeminentes hijos.

 

El esfuerzo futuro consistirá en hacer venir a la manifestación la conciencia del alma por medio de los es-fuerzos precursores de ciertos grupos. Por lo tanto, como fácilmente se comprenderá, el esfuerzo debe ser grupal, porque el alma tiene conciencia grupal y no es individualmente consciente; las nuevas verdades de la era acuariana sólo pueden ser captadas como resultado de una esfuerzo grupal. Esto es relativamente nuevo.

 

 

 

 

En el pasado, se le otorgaba al hombre una visión y éste trataba de materializarla con la ayuda de aquellos a quienes lograba impresionar e influir a fin de que pensaran como él; el individuo presentía o intuía una idea, entonces procuraba darle forma, posteriormente demandaba ayuda de quienes consideraban su idea como un ideal; poseía una gran ambición que era, en realidad, la confusa captación de una parte del plan general de Dios, entonces se convertía en dirigente o conductor grupal, ayudado por quienes sucumbían a su poder o a su derecho a ser guiados, conducidos y dominados. Así, progresivamente, la raza ha sido llevada de un punto a otro y de una etapa a otra de desarrollo, hasta que hoy muchos poseen visión, presienten el plan y tienen sueños que todos pueden desarrollar juntos. Esto es factible por el reconocimiento mutuo; comienzan por conocerse a sí mismos y recíprocamente como almas, por poseer una similar comprensión y (esto es de primordial importancia) evocar internamente la luz del intelecto y del conocimiento, la luz de la intuición y de la comprensión; la luz no les llega de afuera, y en esa luz ven juntos la Luz. Esto constituye una actividad y un reconocimiento grupales, y es resultado de la unificación grupal.

Sin embargo, todo esto es tan nuevo y relativamente tan poco común, que estos grupos se hallan todavía en estado embrionario. Los denominamos grupos simientes de la nueva era. Hay muchos de ellos, como ya he dicho, pero son todavía tan pequeños y tan poco desarrollados que el éxito de su esfuerzo lo decidirá el futuro. Esto se aplica también a los grupos que comencé a formar en 1931.*(2)

 

Por lo tanto, será evidente por qué fue necesario que el grupo inicial o primitivo, pusiera el énfasis sobre la relación telepática, porque de esa relación, comprensivamente cultivada y desarrollada, dependerá el éxito de estos grupos simientes, lo cual no significa que su éxito dependa del obtenido por el primer grupo, sino que todos los grupos comprendan el propósito y técnicas de la telepatía.*(3)

 

 

Primer grupo

La creación de una escuela de telepatía en los planos internos, a la cual puede ser sensible la humanidad, aunque inconscientemente es parte de la tarea que ha emprendido el primer grupo, los Comunicadores Telepáticos. Son custodios del propósito grupal y trabajan en niveles mentales.

 

 

 

 

El segundo grupo, los Observadores Entrenados, tiene como objetivo ver con claridad mediante el empleo de la intuición, prestando este servicio en niveles astrales.

 

 

El tercer grupo, los Curadores Magnéticos, tiene como finalidad trabajar con fuerzas en el plano físico. Los seis grupos restantes se mencionarán más adelante.

 

En cierta medida ya se han familiarizado ustedes con estos grupos. La novedad va desapareciendo y tienden a preguntarse si, en último análisis, hay realmente algo nuevo en ellos. Más adelante daré tres razones para explicar por qué constituyen el paso adelante, más avanzado de lo que hasta ahora fue posible en el plano físico. Ello quizás restablezca en sus mentes la impor--tancia que tienen y les permita llevar a cabo el trabajo con renovado entusiasmo. He afirmado que estos grupos constituyen un experimento y están predominantemente relacionados con el trabajo de la nueva era, tal como se expresará por medio de la civilización venidera y la cultura futura. Aquí, sería útil señalar la diferencia que existe entre una civilización y una cultura.

 

 

Civilización es la expresión del nivel masivo de conciencia cuando esa conciencia se desarrolla como percepción, adaptación, relación y métodos de vida en el plano físico.

 

Cultura es esencialmente la expresión de las significaciones intelectuales y vitalmente mentales y el estado de conciencia de las personas de la raza, mentalmente polarizadas, de los intelectuales o de quienes constituyen el vínculo entre el mundo interno de la vida del alma y el mundo externo de los fenómenos tangibles.

 

Estas palabras exponen concisamente la razón de ser del plano mental. Su función a este respecto será acrecentadamente comprendida en las próximas décadas.

Las masas son negativas, puesto que responden al plano del deseo y de la sensación, y la civilización de cualquier Era es mayormente la exteriorización de ese nivel de conciencia particular.

Los intelectuales son positivos porque responden a la mente y esa orientación mental produce la cultura de su época, raza o comunidad. Por lo tanto, tenemos en la familia humana:

 

Masas..............negativas............responden al deseo ...........civilización.


Intelectuales.....positivas............responden a la mente..........cultura.

 

Constituyen los dos polos que caracterizan a la raza, y la interacción entre ambos genera y lleva a cabo la actividad, el progreso y el desarrollo humanos.

 

Existe otro grupo que no debería ser pasado por alto. Las personas espiritualmente orientadas, son negativas al mundo espiritual superior cuando éste expresa o evoca el tipo más elevado de deseo, llamado aspiración. Esto produce a quienes son exponentes de la naturaleza espiritual, y que constituyen —en conjunto— la Iglesia de Cristo o las religiones mundiales, en sentido esotérico, y en cualquier raza o época. Como aspecto positivo de este grupo y al cual le proporciona la nota clave de su cultura en su época particular y en una vuelta más elevada de la espiral, tenemos a los esoteristas y aspirantes del mundo, los cuales responden al aspecto mente. De esta manera, la cultura espiritual y la civilización resultante vienen a la existencia y responde a ellas el aspecto inferior.

 

Por lo tanto, tenemos a las masas y a los intelectuales, ambos negativos a su vez a la impresión positiva de la civilización y la cultura más profundas, tal como se expresan a través de las religiones del mundo y los grupos de buscadores esotéricos idealistas que van detrás de la realidad. Estos últimos son la gloria de cada era y el germen positivo del impulso subjetivo en desarrollo, que básicamente es la fuente de toda, aparición fenoménica actual.

Este grupo de religiosos y de aspirantes esotéricos constituye, a su vez, el polo negativo de la impresión positiva y de la energía de la Jerarquía planetaria u oculta. Tenemos, en consecuencia:

 

 

Grupos Negativos

Grupos Positivos
Las masas Los intelectuales
Las iglesias y las religiones Los esotéricos, aspirantes y ocultistas
Los esotéricos y a su vez La Jerarquía planetaria

 

 

 

Hablando en forma general, estos grupos se dividen en grupos extrovertidos e introvertidos, en los niveles de conciencia objetivos y subjetivos, y constituyen las divisiones principales del mundo fenoménico y del mundo de las realidades espirituales.

El problema ante la Jerarquía al comienzo de la nueva era o era acuariana, fue cómo fusionar y mezclar a estos grupos, actitudes y estados de conciencia distintos, de manera que de su fusión surgiera un tercer grupo, cuya actividad fuera externa y, sin embargo, consciente de los valores internos, debiendo sus miembros ser capaces de actuar en el plano externo de las apariencias y, al mismo tiempo, estar también despiertos y activos en el plano interno de la realidad y del vivir espiritual.

 

Este tipo de funcionamiento dual es una actividad muy fácil para los Miembros de la Jerarquía y constituye la condición previa, sin la cual no es posible la asociación con la Jerarquía.

 

Se llegó a comprender que era posible instruir a muchas personas para que apreciaran esta probabilidad y se desarrollaran lentamente hasta la etapa en que de la teoría podían pasar a la práctica; sin embargo, no sería posible dotar a su naturaleza para que estuvieran preparados a fin de formar parte de la Jerarquía oculta, ni podrían pasar a la etapa de discípulos aceptados.

 

La comprensión de la necesidad de un grupo que sirviera de puente, que no fuera ni enteramente negativo ni totalmente positivo, impelió a algunos de los Maestros (vinculados con la Jerarquía) a formar el nuevo grupo de servidores del mundo. Estas personas no pertenecen a ninguno de los dos grupos, sin embargo pueden actuar más o menos relacionados con ambos. Como bien saben, fue realizado con cierta medida de éxito; este gran grupo existe hoy y es bastante magnético para evocar respuesta del conjunto de aspirantes y servidores mundiales (que representan a la civilización y a la cultura actuales) y al mismo tiempo poder absorber y así trasmitir el conocimiento, la sabiduría, la fuerza y la luz de la Jerarquía planetaria.

 

 

Se ha considerado posible ahora, formar grupos dentro del nuevo grupo de servidores del mundo, cuyos miembros pueden empezar a prepararse para expresar tanto lo fenoménico como lo impulsivo, lo negativo como lo positivo, lo material como lo espiritual, con tal medida de éxito que, a su debido tiempo, pueda haber en la tierra una réplica de la Jerarquía con sus métodos y técnicas de trabajo. Tal es el propósito de los grupos que he formado y de otros grupos esparcidos por el mundo que —de distinta manera y forma, y quizás empleando una fraseología dife-rente— están motivados y activados como los grupos simiente de los cuales me he hecho responsable. En consecuencia podrían exponerse tres razones que expliquen su importancia:

 

1. Constituyen el germen de la vida que dará por resultado que la Jerarquía abandone su reclusión a través de las edades y aparezca en fecha posterior en la Tierra, y nuevamente actúe a la luz del día.

 

2. Son el grupo intermediario que actúa como puente entre la masa negativa del género humano y el agente positivo de la Jerarquía. Por esta razón, en estos grupos el énfasis es puesto sobre el servicio, porque constituye la respuesta a la masa y su necesidad, y el contacto con el alma que incluye la respuesta al mundo de las almas, tal como lo tipifica la Jerarquía oculta.

 

3. Contienen en sí como grupo las simientes de la civilización venidera y el germen de la nueva cultura. El germen de la vida de la Nueva Era reside allí, dentro del núcleo de las viejas Eras y formas. De allí la oportunidad, el servicio y los problemas de estos grupos.

 

Me esforzaré por indicarles de qué manera estos grupos pueden estar a la altura de la triple demanda u oportunidad mencionada:

 

1. Ocultan y nutren el germen o la simiente de la nueva civilización de la Era Acuariana.

 

2. Constituyen el puente entre los antiguos y los nuevos grupos, entre las masas humanas (donde los más desta-cados se abren camino hacia el nuevo grupo de servidores del mundo) y la Jerarquía planetaria.

 

3. Serán en el futuro un aspecto de la Jerarquía y de Su trabajo en el plano físico externo.

 

Observarán que la primera oportunidad concierne al aspecto espíritu, el aspecto impulsivo y vital de la vida de la divinidad; que la segunda se relaciona con el aspecto alma o conciencia subjetiva de la divinidad; mientras que la tercera se refiere al aspecto cuerpo o a la expresión física de la vida divina por medio de la conciencia.

Los primeros tres grupos que he formado están destinados a ser pequeños reflejos de estos tres aspectos desde el án-gulo de la necesidad moderna y además satisfacer esa necesidad.

 

He indicado algo del trabajo destinado al primer grupo, desde el ángulo de la interacción telepática.*(4) El método de comunicación entre los miembros de la Jerarquía debe ser oportunamente exteriorizado en la Tierra, siendo una de las tareas del grupo. Será de utilidad que delinee con mayor claridad el propósito de los nuevos grupos simiente en términos de civilización y cultura de la nueva era, de manera que los resultados prácticos puedan ser visualizados con más nitidez y surjan algunos nuevos ideales respecto a la cualidad del venidero y nuevo orden mundial.

 

 

El segundo grupo, los observadores entrenados, inaugurarán la era de la luz y del libre control del plano astral donde se liberarán de la ilusión y del espejismo, liberación que se obtendrá cuando se “observe correctamente” la actual visión distorsionada y se disipe el espejismo por la “correcta dirección” de la luz del alma en el entero plano de la ilusión. La era acuariana será pre-dominantemente la era de la síntesis y de la luz.

 

El tercer grupo lleva el impulso inicial “hasta la luz del día” y conducirá el mundo físico a una condición donde será posible “la curación de las naciones por medio del naciente sol de la rectitud”, porque las leyes de curación (básicas y fundamentales) pueden ser aplicadas y llevadas a cabo en todos los sectores de la vida, en los niveles externos de la apariencia –pues la enfermedad solo existe en el mundo de los fenómenos,

En lo que respecta a la comunicación telepática entre los Miembros de la Jerarquía diré que: en lo que a Ella respecta, actúa práctica y totalmente en el nivel mental.

Esto es lógicamente esencial, por dos razones:

 

1. Los miembros de la Jerarquía se han liberado de las li-mitaciones de la actividad y conciencia cerebrales. Por lo tanto, en sus Yoes esenciales y cuando lo desean, pueden llevar a cabo simultáneamente dos líneas distintas de actividad –ambas de importancia real.

 

Una, cuando siguen su vocación normal en el plano físico (si actúan en cuerpos físicos) y, al hacerlo, sus actividades están condicionadas por las limitaciones cerebrales de la conciencia de tiempo y espacio.

 

La otra, cuando trabajan en el plano mental con “chitta” o sustancia mental y, al hacerlo, están al mismo tiempo condicionados y limitados por su mecanismo físico. Entonces quedan totalmente liberados de la conciencia del tiempo y de cualquier otra limitación tal como las relaciones del espacio, dentro del sistema solar.

 

 

2. El foco de su polarización reside en el plano mental y actúan allí como hijos de la mente o manas. Su método normal de intercambio es mediante la comprensión tele--pática. Ésta es la técnica normal de un manasaputra divino y libre.

 

Todo esto es posible cuando un ser humano ha llegado a polarizarse en la conciencia del alma, cuando el loto egoico se va desplegando y, por lo tanto, cuando el método del trabajo mental es de relación y telepatía mentales.

Anteriormente dije que, a medida que la raza se vaya polarizando más mentalmente y desarrollando el poder atractivo del principio mental, caerá en desuso el empleo del lenguaje para impartirse pensamientos entre naturalezas similares o para comunicarse con quienes son superiores, pero seguirá empleándose para llegar a las masas y a quienes no actúan en el plano de la mente.

 

La plegaria, la aspiración y la adoración silenciosas son ya consideradas de mayor valor que los ruegos y las proclamas de la expresión oral.

 

Debemos prepararnos para esta etapa, en el desarrollo de la raza, y deberán simplificarse las leyes, técnicas y procesos de la comunicación telepática para que puedan ser comprendidos inteligente y teóricamente.

 

El método de comunicación entre los miembros de la Jerarquía es un proceso décuple; sólo la contribución de diez grupos (nueve y uno sintetizador) completará su participación en el proceso de exteriorización que deberá tener lugar en el mundo.

 

 

Desde cierto ángulo el trabajo del segundo grupo (los Observadores entrenados) es excesivamente difícil, más difícil quizá que el de cualquier grupo –excepto aquel que realiza el trabajo político. En este último campo el trabajo del primer Rayo de Voluntad o Poder, empieza a hacer sentir su presencia, de allí la gran dificultad. La energía que actúa en la actividad política aún no es comprendida. El trabajo del Aspecto Destructor ha sido mantenido relativamente en segundo plano, y sólo durante el pasado medio siglo se hizo definidamente activo. Esto fue posible porque todo el mundo, hablando prácticamente, estaba involucrado y el primer rayo sólo puede actuar en la región o el reino de la síntesis. Debe recordarse esto, porque hasta ahora ha sido poco comprendido. Me pregunto si se dan cuenta de la importancia de las dos afirmaciones sobre el primer rayo, expuestas en este breve párrafo. A menudo les doy verdadera información y ni siquiera se dan cuenta.

 

 

El segundo grupo lucha contra el espejismo. La luz, sus pro-cesos y su relación con los espejismos grupal e individual, tienen una conexión muy estrecha.

 

La correcta iluminación –otro nombre o aspecto de la correcta dirección— ocupará el lugar del espejismo, y el objetivo (personalmente considerado) de este grupo de discípulos, consistirá en llevar "luz a los lugares oscuros" e iluminación a sus vidas. No es mi intención considerar aquí el problema del espejismo. Ya me ocupé en instrucciones dadas a este grupo.*(5)

 

La tarea de este grupo de discípulos está estrechamente relacionada con la tarea astral de la Jerarquía, y en la actualidad consiste en disipar la ilusión mundial, que ha sido su problema desde la época atlante, siendo inminente e inmediato y la culminación de su esfuerzo.

 

Adopta la forma (pues todas las ilusiones adoptan algún tipo de forma) de la "afluencia de luz", esotéricamente entendido, lo cual es una ilusión y al mismo tiempo una realidad espiritual grande y significativa. De allí que surja hoy en el plano físico mucha luz en todas partes; existen festivales de luz y el constante esfuerzo de los trabajadores espirituales para iluminar al género humano. Los educadores hablan mucho respecto a la iluminación de tipo mental. Cristo emitió la nota clave de este esfuerzo para eliminar el espejismo mundial cuando dijo (siguiendo el ejemplo de Hermes, que inició el proceso de iluminación para nuestra raza, la aria): "Yo soy la Luz del Mundo".

 

 

Los discípulos deben aprender la significación de la iluminación recibida en la meditación y la necesidad de trabajar con luz como grupo a fin de disipar el espejismo.

 

 

Hermes y Cristo emprendieron este trabajo de iluminación astral y aún se ocupan constantemente de tal tarea.

 

En la nueva era serán ayudados en Su trabajo por la intensa actividad de ciertos grupos de los cuales este segundo grupo es uno de ellos. Posteriormente, cuando la nueva civilización esté por aparecer, estos grupos tendrán en sí dos personas clave o puntos de energía, por intermedio de las cuales las fuerzas de Hermes y la voluntad de Cristo se enfocarán y por su intermedio podrán Ellos trabajar. Cuando esto tenga lugar se acelerará la tarea de disipar el espejismo mundial. Mientras tanto, grupos de discípulos pueden "nutrir y ocultar", protegiendo así los gérmenes o simientes de la nueva cultura y civilización acuarianas, en esta particular línea de liberación. Repito, deben hacer esto con otros grupos que trabajan consciente o inconscientemente en líneas similares.

 

La segunda tarea de este grupo de discípulos es actuar como puente para las fuerzas que tratan de expresarse etéricamente, y emanan de niveles del alma, por conducto de la mente.

 

He señalado anteriormente en Tratado sobre Magia Blanca que el plano astral es en sí una ilusión. Esto se evidenciará cuando se haya cumplido la primera tarea de los grupos que trabajan con el espejismo mundial. No puedo darles aún una idea real del significado subyacente, pues todos trabajan en alguna medida en el plano de la ilusión y del espejismo, y la ilusión mundial existe y el plano astral es una realidad para ustedes. Pero sí puedo decir, que para los miembros iniciados de la Gran Logia Blanca, el plano astral no existe. No trabajan en ese nivel de conciencia, porque el plano astral es un estado de conciencia definido, aunque (desde el ángulo espiritual) no tenga verdadera existencia.

 

Personifica el gran trabajo creador de la humanidad a través de las edades y es el producto de la falsa imaginación y el trabajo de la naturaleza psíquica inferior. Su instrumento para el trabajo creador son los centros sacro y plexo solar.

Cuando las energías que se expresan a través de estos dos centros, hayan sido trasmutadas y llevadas a la garganta y al corazón por la humanidad avanzada, entonces las personas más destacadas de la raza sabrán que el plano astral no tiene real existencia, actuarán sin ser afectados por su impresión, acelerándose la tarea de liberar a la humanidad de la esclavitud que ella misma ha creado.

 

Mientras tanto, se está constituyendo lentamente un grupo de discípulos (del cual este segundo grupo es parte, y puede desempeñar una función importante y ocupar una posición clave), que ayudará gradualmente en la tarea de disipar la gran ilusión y actuar también como grupo de unión, de manera que quienes se liberan del espejismo se abran camino hacia el vórtice de la influencia ejercida por el grupo que tiene poder para trabajar así. Entonces pueden suceder tres cosas:

 

1. Que quienes se acercan al grupo descubran que para li-berarse del espejismo, la ayuda del grupo intensificará y acrecentará sus esfuerzos.

2. El número de quienes así trabajan aumentará y apresurarán el proceso de disiparlo.

3. La Jerarquía estará entonces capacitada para trabajar más estrechamente en la Tierra, y Se acercará más al género humano.

 

La tercera función de este segundo grupo reside en un futuro más distante. La Jerarquía tiene necesariamente un sector de colaboradores cuya tarea principal consiste en trabajar exclusivamente en el mundo de la ilusión y con materia astral.

 

Este sector vino a la existencia en la época atlante, cuando tuvo lugar la gran controversia entre quienes personificaban el aspecto conciencia o alma de la deidad, y los que eran análogamente representantes del aspecto materia de la deidad.

 

Hablando simbólicamente, los senderos de la izquierda y de la derecha vinieron a la existencia, la magia blanca y la negra entraron en conflicto y los pares de opuestos (siempre existentes en la manifestación) se convirtieron en factores activos en la conciencia de la humanidad avanzada. La batalla de la discriminación se inició y la humanidad entró en actividad en el campo del Kurukshetra.

 

Donde no hay respuesta consciente a una condición ni se registra percepción, no existe el problema de la responsabilidad, en lo que al alma concierne. Esta condición fue evocada en la época atlante, de allí el problema que enfrenta hoy a raza y también la tarea de la Jerarquía para liberar a las almas de los hombres del espejismo circundante y permitirles obtener la liberación. La culminación de la cuestión y de la controversia iniciada entonces, está ya sobre nosotros.

 

 

Por lo tanto, la tercera función del grupo puede ser captada ahora y, oportunamente, esta rama del esfuerzo jerárquico puede hallar la debida expresión en la tierra.

 

Por el análisis previo de la oportunidad, se evidencia que los grupos tienen un lugar definido en los planes de la Jerarquía. Desarrollando la sensibilidad espiritual y obteniendo la liberación del espejismo, los discípulos miembros de estos grupos pueden elevar la conciencia racial y traer la iluminación.

 

Debería recordarse que la inspiración es la meta de todo trabajo telepático verdadero y la iluminación es la recompensa del esfuerzo y el instrumento real para la disipación del espejismo mundial.

 

Así estos grupos pueden nutrir el germen de la cultura futura, actuar también como puentes y exteriorizar ciertas actividades departamentales de la Jerarquía planetaria –el siguiente gran deseo de Sus miembros.

 

Abocándonos ahora al trabajo del tercer grupo, trataremos la tarea de los curadores magnéticos del mundo. Esto ha sido tratado en el libro La Curación Esotérica.

 

Aquí me referiré a uno o dos puntos de mayor interés general y a su triple oportunidad. Es interesante observar que el trabajo de este grupo es quizás uno de los más difíciles de realizar, aunque, desde otro ángulo, es mucho más fácil que la tarea de la mayoría de los demás grupos, porque la conciencia del grueso de la humanidad se halla predominantemente en el plano de la ilusión y, por lo tanto, como dice El Antiguo Comentario:

"Aquellos que trabajan para traer la luz y, sin embargo, están rodeados por el maya de los sentidos, trabajan desde el punto de la actual existencia y no necesitan salir ni entrar, subir ni bajar. Simplemente permanecen."

Los curadores del mundo en el plano físico deben trabajar en ese plano y su tarea es atraer las energías de la vida que emanan del plano del alma, por conducto de la mente, pero excluyendo el plano emocional. Estas energías deben ser llevadas a la conciencia física y, desde el nivel físico, hacer su trabajo necesario y magnético. La tarea de los curadores, si tiene éxito, implica:

 

1. Atraer la energía divina de curación.
2. Excluir el mundo astral y, por lo tanto, la ilusión.
3. Utilizar la energía curativa en plena conciencia vigílica en el plano físico.

 

La mayoría de los curadores del mundo trabajan de la manera siguiente:

1. Como curadores puramente físicos, que se ocupan de las fuerzas vitales del cuerpo físico, polarizando su conciencia en el cuerpo etérico.

 

2. Cómo psíquicos astrales emocionales, polarizando la con-ciencia en el plano astral, utilizando el cuerpo astral y trabajando en y con el espejismo y la ilusión. Si el efecto de su trabajo tiene éxito (quisiera que notaran las palabra "si", pues me refiero al concepto de duración relativa) puede suceder una de dos cosas:

 

a. Curar las enfermedades físicas del paciente, que sean de tal naturaleza, que el deseo astral interno (el deseo inferior) derive en una enfermedad física, experimentada en algún aspecto u órgano del cuerpo físico.

 

b. Intensificar el efecto de la ilusión que produce el deseo en la conciencia del cerebro físico, y causar un acrecentamiento tan violento de las energías activas que puede producirse la muerte en breve tiempo. Esto sucede muy frecuentemente. Sin embargo, la muerte es una cura, recuérdenlo.

 

En estas dos categorías está incluida la mayoría de los curadores mundiales –a veces haciendo bien, a menudo haciendo daño, aunque no se den cuenta y aunque (como ocurre generalmente) con buenas intenciones. Hay tres categorías más de curadores para agregar a las dos mencionadas:

 

3. Curadores mentales en el verdadero sentido de la palabra. La mayoría de los curadores mentales se jactan indebidamente y no emplean en lo más mínimo la mente. Conocen mucha teoría mental y métodos astrales. El deseo es el poder motivador y no el impulso mental.

 

El verdadero curador mental sólo obtiene resultados cuando conoce algo sobre iluminación, en sentido técnico y académico, y el poder de la luz para disipar la ilusión.

 

La enfermedad no es una ilusión, es un efecto definido de una causa real, desde el punto de vista de la humanidad común. Cuando los curadores pueden trabajar mentalmente entonces se ocupan de las causas del mal y no de sus efectos.

 

4. Esos curadores que han establecido contacto con el alma y trabajan por intermedio de las almas de las personas, se capacitan para:

a. Permanecer en el ser espiritual.
b. Trabajar libres de ilusión.
c. Lograr una verdadera perspectiva en el plano físico.
d. Coordinar la personalidad y el alma de manera que la voluntad del hombre espiritual interno pueda actuar en el plano físico.

5. Esos que pueden trabajar (como está destinado a trabajar oportunamente este tercer grupo) definidamente como avanzada de la conciencia de la Jerarquía de Maestros. Este trabajo se hará en formación grupal y con un esfuerzo unido sintetizado. El efecto personal de tales curadores es, por lo tanto:

a. Coordinar la personalidad del paciente. Dichos curadores están coordinados.


b. Efectuar el paciente contacto con el alma. Los curadores están vitalmente en contacto.


c. Fusionar y mezclar la personalidad y el alma, pro--porcionando así un instrumento para la distribución de la energía espiritual. Los curadores están fusionados de este modo.


d. Comprender y emplear las leyes de la verdadera curación espiritual mediante la actividad inteligente en el plano mental, la liberación del espejismo y un empleo tan correcto de la fuerza, que el instrumento del alma (la personalidad) llegue a ser vitalmente magnético.

 

Les recordaré que tal esfuerzo en las primeras etapas, las actuales, da por resultado inevitablemente el desarrollo del espíritu de crítica por medio del esfuerzo inteligente y el discriminado reconocimiento del espejismo en muchos casos, porque sólo mediante tal esfuerzo puede hacerse eventualmente un correcto análisis y eliminar la crítica.

 

Mientras tanto, quienes se están entrenando constituyen con frecuencia una dificultad y un problema para sí mismos, sus amigos y colaboradores. Pero esta fase es momentánea y conduce a una relación más duradera y al surgimiento de ese verdadero vínculo y amor magnéticos, que deben curar, elevar y estimular todo aquello con que se entra en contacto.

 

En la venidera era acuariana la humanidad establecerá una cultura sensible a los valores espirituales más sutiles y superiores, más una civilización libre de espejismo y de gran parte de la ilusión que hoy colora a los pueblos arios, y traerá una vida racial que será incorporada por esas formas que eliminarán la brecha que existe en la actualidad, libre de lo que ahora conocemos como enfermedad del peor tipo, aunque prevalecerán, lógicamente, la muerte y ciertos tipos de desintegración corporal que pueden conducir eventualmente a la muerte.

 

 

El vencimiento de la muerte no se produce por la eliminación de los males corporales, sino estableciendo esa continuidad de conciencia que conduce del plano físico de la vida, a la existencia subjetiva interna.

 

Grupos como el tercero pueden ser los custodios de este estado del ser, siendo su problema, por lo tanto:

 

1. Establecer ese estado de desarrollo de la personalidad que conducirá a vivir magnéticamente en el plano físico.

 

2. Estudiar las leyes de la vida que son las leyes de la salud y de la recta relación.

 

3. Desarrollar esa continuidad de conciencia que abrirá las “puertas a la vida y disipará el temor a lo conocido y a lo que desaparece”.

Lo que antecede, desde el ángulo del trabajo de los curadores mundiales, anuncia una oportunidad que enfrentan como núcleo, o uno de los gérmenes o simientes, de la nueva civilización y de la cultura venideras. Personifica el objetivo de todo su trabajo y su contribución al trabajo unido de los grupos.

De igual modo, pueden eliminar la brecha que existe actualmente en la conciencia racial, entre:

1. La vida y la muerte.

2. El enfermo y el sano. Esto es entre.

a. Los físicamente enfermos y los internamente sanos, que sucede en los pocos casos, muy pocos, de personas evolucionadas, o discípulos del mundo y aspirantes avanzados.
b. Los físicamente sanos y los psíquicamente enfermos, como sucede a veces, pero singularmente raros.
c. Los físicamente y también psicológicamente enfermos y el alma influyente. Estos casos son frecuentes hoy.

3. El plano físico y el mundo de las almas, debido al desarrollo de un instrumento sano y la disipación de las causas cuyo efecto en el plano físico es la enfermedad y actúan como barreras para la afluencia de la energía del alma y la introducción de la percepción del alma en la actividad cerebral.

Si la construcción de este puente tiene lugar en la actualidad es simplemente un acontecimiento afortunado pero el resultado de un trabajo planificado conscientemente para erigir el puente. Pero la intención de la Jerarquía es que los grupos que se formarán después y ya están en proceso de formación (incluyendo a este tercer grupo, el mío) pueden ayudar en este proceso, si tal es la voluntad de las partes constituyentes.

Por último, todo iniciado es un curador magnético. Éste es el enunciado de una realidad. Aunque los miembros de la Jerarquía tienen cada uno Sus funciones debidamente designadas y Su actividad planeada (que depende del rayo, de la raza y de Su de-dicación), hay una actividad que comparten en común, y es el poder de curar. Su habilidad para actuar como curadores magnéticos obra de distintas maneras, predominantemente en la esfera de los reajustes psicológicos y desenredos psíquicos y –sólo incidentalmente como resultado de las dos actividades mencionadas— en los procesos de curación corporal. De lo que antecede, observarán que el trabajo de curación realizado por los miembros iniciados de la Gran Logia Blanca, es triple –psicológico, atrayendo al alma; psíquico, liberando a la naturaleza psíquica inferior de la ilusión, para que la psiquis o alma, pueda tener pleno dominio; físico, como resultado de los ajustes psicológicos y psíquicos internos.

Esta triple actividad curadora está destinada a ser el objetivo de todos los grupos que trabajan como este tercer grupo, los curadores magnéticos. Así entrará en actividad externa el esfuerzo jerárquico. Como se observará, hermanos míos, el trabajo de los tres primeros grupos, considerándolos como que constituyen una sola unidad, produce un esfuerzo sintético en los tres mundos y conduce del plano del alma al plano de la expresión externa.

*(1) Tratado sobre los Siete Rayos, T. II, Págs. 140 156.

*(2) El Discipulado en la Nueva Era, Tomos I y II.

*(3) La Telepatía y el Vehículo Etérico.

*(4) La Telepatía y el Vehículo Etérico.

*(5) Espejismo (Glamour): Un problema Mundial.

 

 

 

 

EL TRABAJO DE LOS GRUPOS SIMIENTES

Enero de 1938

Nos hemos esforzado por captar algo más inteligentemente el trabajo de los grupos simientes de la nueva era, su interrelación y su trabajo como parte del "ámbito" de la nueva era, si puedo emplear tal término. Consideramos cuidadosamente los tres grupos principales. Vimos que cada uno tenía que realizar tres tareas y tratamos de hacer un ligero análisis de las empresas proyectadas. Ahora, podemos hacer lo mismo con los grupos restantes, particularmente con el cuarto y el quinto, que tienen como proyectos la educación y el trabajo político. Luego indicaremos, sólo brevemente, el triple propósito de los grupos sexto, séptimo, octavo y noveno. No perderemos tiempo en considerar al décimo, que estará compuesto de las personas clave de los otros grupos, excepto decir que cuando sus veintisiete miembros (tres por grupo) sean elegidos y puestos en mutua relación, se deberá producir en todos los grupos tal aceleración de sus vidas que se convertirán en un solo organismo vibrante y viviente.

 

 

 

 

El cuarto grupo

 

tiene por delante un curso de estudio fecundo y muy interesante y un objetivo iluminador. Sus instrucciones *(1) evocarán más interés de un mayor grupo de lectores, de lo que podría suceder con las instrucciones dadas a cualquiera de los otros grupos, excepto a los del sexto, cuyo tema es la religión en la nueva era, y al tercero.*(2) Los menciono en orden de importancia, por ser más definidamente populares y satisfarán una mayor necesidad general. El interés que evocará la enseñanza sobre la educación se deberá al hecho de que la educación es hoy ampliamente reconocida después de las presiones y circunstancias económicas, como el principal factor modelador, y que existe un amplio interés en la educación progresista y en los nuevos ideales que deben regir y regirán eventualmente a los educadores.

Se está produciendo un definido estremecimiento entre las masas, y la vida de la mente (observen esta frase) está hoy más activa y potente que nunca. Existe una razón oculta de índole muy interesante.

 

 

Quienes estudiaron La Doctrina Secreta, recordarán que en ese importante período en que el hombre animal hizo la gran transición hacia la familia humana y vino a la existencia la humanidad, desarrollando el germen de la individualidad, la simiente de la autoconciencia y el intelecto en embrión, según se dice, este acontecimiento se produjo de tres maneras:

 

1. La simiente de la mente fue implantada por la Jerarquía en algunos de los hombres animales que tenían aspiraciones, trasformándose en seres humanos, por cierto de orden muy inferior, pero hombres al fin. Se les implantó la "chispa", si así puedo expresarlo, y un punto de luz apareció donde no lo había. Anteriormente sólo existía una difusa luz atómica, pero ningún punto central de luz dentro de la cabeza ni indicio alguno de los centros superiores. Estos individuos, junto con la humanidad más avanzada que llegó al planeta en la época atlante (habiéndose individualizado en otra parte), constituyen la humanidad más avanzada de nuestro período actual. Representan la cultura y la compren-sión, dondequiera se encuentran y cualquiera sea la clase o raza a que pertenezcan.

 

2. La naturaleza instintiva del hombre animal (activa entre los que no habían alcanzado la etapa de aspiración consciente) fue repentinamente estimulada o vitalizada, por haber llegado a la manifestación el primer grupo y por la dedicada atención de la Jerarquía, actuando de acuerdo a la antigua Ley de que “1a energía sigue al pensamiento”. Así, gradualmente, con remarcable rapidez, el instinto se fusionó o resolvió, en su expresión superior –el intelecto. Así, a su debido tiempo, un gran grupo de hombres animales se trasformaron en seres humanos, los cuales represen tan hoy la civilización y el conjunto de personas inteligentes comunes, educadas por los sistemas masivos de la época actual, capaces de pensar en ocasiones y reaccionar ante emergencias mentales, aunque no muy cultas. Constituyen el así llamado público en general, designado como “clase media superior e inferior”, la clase profesional y la burguesía de todas partes.

 

3. Tenemos también un vasto número de personas que como seres humanos no son el resultado de ninguno de los dos procesos anteriores, sino el producto de las lentas influencias de la vida misma, que tendemos a denominar impulso evolutivo innato en la materia misma. Penosamente y con procesos infinitamente lentos, evolucionaron del estado animal al de seres humanos, y poseen una conciencia incipiente, el anhelo de mejorar, y una mente embrionaria de tal naturaleza, que puede responder y responde a sencillos procesos educativos cuando se dispone de ellos. Constituyen las masas analfabetas, las razas aún salvajes y el grado inferior de seres humanos que existen por millones en nuestro planeta.

 

La causa de esta trascendental situación que exige el realineamiento de nuestros sistemas y procesos educativos y un reajuste de nuestros actuales conceptos de educación, reside en el hecho de que la luz del conocimiento y los beneficios que de ella derivan, han penetrado hasta esta clase más baja de personas en lenta evolución; actualmente los tres grupos son estrictamente humanos, no sólo los dos primeros. Por lo tanto, las clases más elevadas se están acercando a la etapa en que demostrarán que lo superhumano y lo inferior se separan (por etapas casi imperceptibles) de la condición animal. Esto produce necesariamente una brecha, conocida ya por el grupo más elevado y también por la Jerarquía, y que ellos “eliminan por su propia inclusividad”. Recuerden que lo mayor siempre incluye lo menor, eliminando todas las brechas.

La educación de estos tres grupos estará a cargo del cuarto, que tiene como proyecto la educación en la nueva era. También aquí abordamos el triple propósito que cada grupo debe mantener ante sí, y que en el caso actual consiste en:

 

1. La educación del inferior de estos grupos en que se divide la humanidad, para que lleguen a ser estricta y conscientemente humanos. Tal la finalidad del impulso que inspiró al Renacimiento y, que subyace en el trabajo de Rousseau, el gran iniciado, impulso responsable hoy del humanismo moderno con su aparente materialismo, no obstante tener su programa y propósito subjetivos profundamente espirituales. Esto traerá oportunamente la civilización, por la afluencia de la luz del conocimiento.

 

2. La educación del segundo grupo para que pueda ser estimulado por la luz que afluye de la sabiduría y así constituir un (nexo de unión de(añadido por el editor) los otros dos, siendo como lo es estrictamente humano y autoconsciente. Este proceso hará que sus miembros aspiren a la cultura, con un nuevo sentido de los valores y un reconocimiento de los objetivos espirituales, y desarrollarán la capacidad que les permitirá moldear a la opinión pública. Entonces, formarán el grupo más importante que expresará la cultura de la nueva era y fijará a las masas las normas de valores.

 

 

 

3. La educación de los pensadores avanzados a los aspirantes y a los discípulos del mundo respecto al conocimiento aplicado, la sabiduría expresada y la comprensión esotérica. Este grupo sintetiza todo lo disponible en los otros dos y así forma el núcleo del reino de Dios, el quinto reino que está viniendo rápidamente a la existencia.

Sólo menciono estos puntos, porque el tema de cada uno y su elucidación, serán considerados en las instrucciones que daré al grupo. Sin embargo lo dicho servirá para indicarles el tema general de la nueva educación y señalarles el camino para alcanzar algunas de las proposiciones que me impulsan a dirimir este tema.

 

El trabajo que debe realizar (servicio político) el

quinto grupo

de discípulos, es el más difícil de todos, porque de muchas maneras es el menos avanzado, debido a dos hechos:

Las masas aún están tan poco evolucionadas que la tarea de este grupo de trabajadores debe depender necesariamente del éxito del trabajo educativo en el mundo, tal como oportunamente lo ejemplificarán los ideales y puntos de vista del cuarto grupo y grupos similares en todas partes.

Muy pocas personas verdaderamente de primer rayo encarnan actualmente en el planeta y cuando esto sucede, su trabajo forzosamente resulta destructivo, debido a la falta de evolución de las masas. Por eso las revoluciones, pocas veces, si no ninguna, se llevan a cabo sin derramamiento de sangre, porque las ideas propuestas deben ser impuestas a las masas, las cuales no las reconocen y adoptan inmediatamente; esas ideas evocan reacciones contrarias, obligando a quienes tienen autoridad, a iniciar actividades erróneas. Lo antedicho debería inducirlos a una cuidadosa reflexión.

Recuerden que el objetivo de todo verdadero control gubernamental es la correcta síntesis, que conduce a la correcta actividad nacional y grupal interna. El problema se duplica. Primero, tenemos el problema del tipo de autoridad que debería ser reconocido por el pueblo y, segundo, el problema de los métodos que deberían ser empleados, para que las medidas autoritarias aprobadas sean cumplidas por el método obligatorio, o que sea de tal índole que evoque una colaboración reconocida y generosamente prestada. Estos dos modos de trabajar pueden producir muchos cambios, aunque el sistema de colaboración, voluntariamente prestado por una mayoría inteligente, nunca se ha hecho hasta ahora. No obstante, vamos hacia esa condición de conciencia mundial y a su experimentación.

 

Explicaré brevemente algunos de los sistemas de gobierno, que fueron experimentados, o lo serán en el futuro:

 

Gobierno por una Jerarquía espiritual reconocida. Esta Jerarquía estará relacionada con la masa humana, mediante una cadena de hombres y mujeres evolucionados que actuarán como intermediarios entre el grupo espiritual regente y el pueblo orientado hacia un mundo de correctos valores. Esta forma de control mundial está aún muy distante. Cuando sea posible tal gobierno, la Jerarquía planetaria habrá hecho un gran acercamiento a la Tierra y millares de hombres y de mujeres estarán en contacto con Su organización, porque habrán evolucionado suficientemente como para ser sensibles a Sus pensamientos e ideas.

 

 

Gobierno por una oligarquía de mentes iluminadas, reconocidas y elegidas para gobernar, por un conjunto de pensadores. Gobernarán educando a los pensadores de la raza sobre ideas grupales y su correcta aplicación. El sistema de educación, entonces prevaleciente, será empleado como medio para llegar a las masas, alineándolas con las ideas principales, no por la fuerza, sino por la correcta comprensión, el análisis, el debate y el experimento. En forma curiosa (desde el punto de vista de la mayoría) la Jerarquía espiritual trabajará entonces mayormente por medio de los científicos del mundo, que se habrán convencido entonces de la efectiva realidad del alma, serán expertos en el empleo de las fuerzas del alma y de la naturaleza y constituirán un grupo vinculador de esotéricos.

 

 

Gobierno por una verdadera democracia. Esto también será posible por el correcto empleo de los sistemas de educación y el constante entrenamiento del pueblo para reconocer los valores sutiles, el punto de vista más correcto, el idealismo más elevado y el espíritu de síntesis y de unidad cooperadora. La unidad cooperadora, donde el espíritu subjetivo y la forma objetiva se encaminan hacia un fin reconocido, difiere de la unidad obligatoria. Hoy no se conoce una verdadera democracia y la masa humana en los países democráticos está a merced de los políticos y de las fuerzas financieras, como lo están los pueblos regidos por dictaduras, iluminadas o no. Estas últimas podrían ser consideradas como dictaduras de los idealistas egoístas. Quisiera que observen la palabra “idealista”. Sin embargo, cuando haya en el mundo personas realmente más despiertas y un mayor número de hombres y mujeres reflexivos, veremos la purificación del campo político y la depuración de nuestros procesos representativos instituidos, así como también una rendición de cuentas más exacta, exigida por el pueblo a quienes eligieron como gobernantes. Debe existir oportunamente un lazo más estrecho entre el sistema educativo, el sistema jurídico y el gobierno, pero todos realizarán el esfuerzo para desarrollar los mejores ideales de los pensadores de la época. Este período no está tan lejos como se imaginan, particularmente si el primer paso en esta dirección lo da el nuevo grupo de servidores del mundo.

Este primer paso involucra la correcta comprensión de la buena voluntad. Estos tres sistemas, los principales, corresponden a los tres rayos mayores, de síntesis, de idealismo y de inteligencia, que son otros apelativos para los rayos de Voluntad o Poder, de Amor Sabiduría y de Inteligencia Activa.

Gobierno por dictadura. Este tipo de gobierno se divide en tres partes:

Gobierno ejercido por una monarquía, limitado hoy generalmente por la voluntad del pueblo, o más bien por los políticos de la época, pero que simboliza el culminante gobierno de la Jerarquía bajo el reinado del Señor del Mundo.

Gobierno ejercido por el líder de algún país democrático, generalmente llamado presidente, o por algún estadista (cualquiera sea el nombre con que se lo designe), que es frecuentemente un idealista, aunque limitado por su falible naturaleza humana, por la época en que le tocó vivir, por sus consejeros y por la corrupción y el egoísmo tan prevalecientes. Un estudio de hombres que ejercieron ese cargo, realizado por una persona neutral de mente amplia, demostrará generalmente que ocuparon el cargo influidos por alguna idea, que en si era intrínsecamente correcta (no importa como fuera aplicada) y progresista en su concepto, y pertenecía a lo que entonces fue una nueva era. Esto los relaciona con el segundo rayo.

Gobierno ejercido por dictadores, cuyo principio animador no es uno de los ideales de la nueva era emergente en su época particular, sino un idealismo de tipo más material –idealismo reconocido comúnmente como de la época. Ellos no son generalmente reaccionarios ni se encuentran entre los trabajadores intuitivos de su época, sino que toman posesión de lo que está arraigado, establecido y fácilmente disponible –hecho posible por los pensadores de entonces— y luego, le dan un giro y un objetivo materiales: material, nacional y egoísta, y lo imponen a las masas mediante el temor, medidas bélicas y promesas materiales. Por lo tanto, pertenecen más prácticamente a los métodos de trabajo de tercer rayo, pues son inteligentes, prácticos y materialmente constructivos. Sus técnicas carecen del verdadero idealismo, involucrando los cánones de la nueva era y los incentivos religiosos. No obstante, conducen a la raza a dar otro paso, pues tienen un efecto masivo para evocar el pensamiento, y a veces ofrecen una eventual resistencia, como resultado de ese pensamiento.

Más adelante, estudiaremos estas y otras maneras de gobernar, analizaremos sus expresiones modernas y comunes y sus futuras analogías espirituales, las cuales aparecerán algún día sobre la tierra como resultado de los numerosos experimentos que se están realizando actualmente. Recuerden esto.

 

Como ya he dicho, los procesos de la educación, de la ley y del gobierno, están tan estrechamente aliados y tan definidamente relacionados que, si alguna vez el trabajo de este quinto grupo alcanza una etapa en que se convierta realmente en el germen de un organismo de la nueva era (y numerosos grupos como éste aparecerán necesariamente en diferentes países del mundo), se comprobará que actuará como grupo distribuidor o vinculador entre los educadores del momento, cuya tarea es hacer respetar la ley, y los estadistas que las masas cultas han elegido para formular las leyes por las cuales deberán ser gobernados. Por lo tanto, se evidenciará sobre cuál de las tres líneas de estudio y trabajo actuarán los miembros de este quinto grupo. Sobre esto no me extenderé más.

 

 

En vista del firme progreso hacia la unidad religiosa que ha tenido lugar aceleradamente durante los últimos 150 años, el trabajo del

sexto grupo (la religión de la nueva era), como sucede con el primer grupo (comunicación telepática), promete resultados rápidos. Sin embargo, depende lógicamente de la "habilidad en la acción" y la disposición de los miembros del grupo y los grupos afines, para proceder con lentitud y tacto.

 

En el momento en que una idea entra en el campo religioso, adquiere un impulso inmediato por el hecho de que la característica sobresaliente de la conciencia humana es el sentido de lo más interno o real, reconocimiento del destino subjetivo y conocimiento innato de ir externamente hacia un Dios desconocido.

 

En consecuencia, cualquier verdad o presentación de la misma, o método que ofrezca la posibilidad de producir un mayor acercamiento a la divinidad, o una comprensión más rápida del "ser más profundo", evoca respuesta y reacción inmediatas. Por consiguiente, es muy necesario tener cautela y considerar bien la acción.

 

 

He indicado ya la forma que tomará la religión de la nueva era.*(3) Tendrá como eje los períodos de Luna llena donde se harán grandes Acercamientos al mundo de la realidad, erigiéndose alrededor de dos períodos de Acercamientos masivos en el momento del principal eclipse de Luna y de Sol durante el año. Los dos principales Acercamientos de Luna llena serán en la Luna llena de Wesak o de Tauro, y la Luna llena de Cristo o de Géminis –una, hasta ahora, consagrada al Buda, Que personificó la sabiduría de Dios y la otra al Bodhisattva (conocido por los cristianos como el Cristo), Que personificó el amor de Dios.

 

La plataforma de la nueva religión mundial contendrá tres presentaciones principales de la verdad, o tres doctrinas, si puedo utilizar una palabra tan inadecuada. La elaboración de estos tres puntos de vista o evocaciones de la verdad, será el trabajo del sexto grupo de discípulos:

Será demostrada la realidad del Espíritu de Dios, tanto trascendente como inmanente, y también una realidad similar en relación con el hombre. Se indicará el método de acercamiento mutuo por intermedio del alma. Este aspecto de la verdad emergente podría ser denominado Misticismo Trascendental.

La realidad de la cualidad divina que poseen las fuerzas de las naturaleza y del hombre y el método por el cual el hombre las utiliza para propósitos divinos. Esto podría llamarse Ocultismo Trascendental.

La realidad, implícita en el primer punto, de que la humanidad como un Todo, es una expresión de la divinidad, una total expresión, más la realidad afín de la naturaleza y del trabajo divinos de la Jerarquía planetaria, y el método de acercamiento recíproco de ambos grupos, en forma grupal. Esto podría denominarse Religión Trascendental.

Nada más diré sobre ello, pues trato de abordar brevemente los tres grupos que restan. Sin embargo, dilucidaré parcialmente la Técnica de la Presencia de Dios, encarándola desde un nuevo ángulo, el del grupo, y también la Técnica de la Luz. A veces he llamado la atención sobre dos técnicas menores, y las consideraré más adelante, porque constituyen el acercamiento con las otras dos –la Técnica de la Indiferencia y la Técnica del Servicio.*(4) Al estudiar los Acercamientos divinos, veremos que involucran dos grupos –los que pertenecen a los aspectos objetivo y subjetivo de la vida.

 

 

 

 

 

 

El trabajo del séptimo grupo; que corresponde al campo de la ciencia,

 

está estrechamente aliado al del séptimo rayo, y tiene un propósito físico muy práctico. Es estrictamente mágico en su técnica, la cual está destinada a producir una síntesis entre los tres aspectos de la divinidad en el plano físico, o entre la vida, las energía solares y las fuerzas lunares. Esto involucra una tarea difícil y mucha comprensión; el trabajo que debe realizarse no es fácil de comprender. Será llevado adelante por los trabajadores de primer rayo, ayudados por aspirantes de séptimo rayo, pero empleando métodos de quinto rayo. Los miembros del grupo combinarán de esta manera el trabajo del destructor de las formas caducas, los descubrimientos de los científicos que penetraron detrás de la forma externa, hasta llegar a la energía motivadora, y el trabajo práctico del mago que, de acuerdo a la ley, crea las nuevas formas como expresiones de la entrante vida.

Este grupo de discípulos estudiará detenidamente el problema del mal, trayendo una mejor comprensión del propósito subyacente en la materia o sustancia, y del distinto propósito afluyente e iluminado del aspecto alma. Por eso (cuando traté anteriormente el tema) vinculé los resultados de la religión y la ciencia; la religión concierne al despertar del propósito consciente del alma en el hombre o la forma, en tanto que la ciencia se ocupa de la actividad de la forma externa, cuando ésta vive su propia vida, aunque lentamente se subordina a ese propósito y a la impresión del alma. Éste es el concepto contenido en las palabras “servicio científico” utilizadas por mí. Por lo tanto, el trabajo de este grupo es triple:

Tomará las inferencias avanzadas de los que actúan en el campo de la ciencia, formulando entonces las nuevas hipótesis sobre las que se fundarán los pasos inmediatos en cualquier campo científico.

Se valdrá de las reacciones sensibles que los nuevos Acercamientos espirituales (como lo enseñarán las religiones mundiales de la época) habrán hecho posible y –utilizando las inferencias disponibles en conexión con el mundo interno del espíritu— delineará la naturaleza de las fuerzas entrantes que determinarán y motivarán la cultura de la época.

Tomando la sustancia o materia y las inferencias espirituales e hipótesis científicas, expondrá esas fórmulas de servicio en el plano físico que precipitarán rápidamente el Plan para el presente inmediato. Con esta mezcla de conocimientos e idealismos intuitivos, liberará esas energías que desarrollarán los intereses humanos, relacionará lo subhumano con lo humano por intermedio de la correcta interacción de fuerzas, y eliminará los obstáculos intelectuales que impedirán (y siempre han impedido) el acercamiento del hombre al mundo superhumano.

Dudo de que sea posible realizar mucho en conexión con la formación de este grupo, por diversas razones. La primera es que un grupo así no podrá formarse hasta no haberse hecho cierto descubrimiento científico, de tal trascendencia, que hará desaparecer la actual inhibición científica para reconocer la realidad del alma, como factor creador. Este descubrimiento constituirá parte de los reconocidos "hechos científicos" en el año 1975. La segunda, el conocimiento científico de A.A.B., sólo puede captar los delineamientos generales del trabajo propuesto y, aún así, principalmente desde el ángulo de los acercamientos más místicos y filosóficos. Yo no lo poseo, hermanos míos. Será necesario un iniciado de quinto o séptimo rayo para tratar este asunto, y aunque podría invocar la ayuda. de tal hermano, no creo que sería benéfico malgastar hoy esa fuerza. ¡El suspiro de alivio de A.A.B. al captar el hecho de que yo y ustedes tenemos un grupo menos del cual ocuparnos, casi justifica que lo considere como una de las razones principales!

 

 

 

 

Haré ahora una breve descripción del trabajo del

 

octavo grupo, el servicio psicológico.

 

En este campo de trabajo será elevado del reino de lo estrictamente humano y se ocupará de cuestiones más amplias –porque, hermanos míos hay cuestiones más importantes que las que conciernen únicamente a la familia humana. El trabajo de estos discípulos abarcará tres cuestiones:

 

1. La relación del alma humana con los reinos subhumanos de la naturaleza y el lugar que ocupa el reino humano como intermediario entre los tres reinos superiores y los tres inferiores.

 

2. La cualidad del alma en los tres reinos subhumanos, con particular énfasis sobre los reinos animal y vegetal. La conciencia del reino mineral está tan alejada de la humana, que nada puede expresarse en palabras, ni identificarnos con ella, hasta después de la expansión de conciencia que tiene lugar posteriormente en la tercera iniciación –la de las Transfiguración.

 

3. Un estudio del Plan, tal como parece llevarse a cabo actualmente en los cinco reinos de la naturaleza. Es evidente que la enseñanza relacionada con este grupo será más definida y académicamente ocultista en su significación, que la de los otros,

 

porque se basará en la información contenida en

 

La Doctrina Secreta

y en

Tratado sobre Fuego Cósmico.

 

 

Se fundamentará sobre ciertas premisas allí contenidas. Por lo tanto, la creencia de los miembros de este grupo de discípulos será más ortodoxa, serán teósofos, por naturaleza, y académicos por disposición.

 

 

La naturaleza del ánima mundi, la realidad de la conciencia subjetiva que existe en todas las formas, sin excepción, y la existencia de una interacción entre estas formas, por intermedio del alma, constituirá el tema principal. La sensibilidad del alma y la reacción a la energía que existe en la forma, será la meta del entrenamiento de los miembros del grupo. Debido a la dificultad de esta tarea, los miembros de este octavo grupo serán extraídos de los otros grupos, pues habrán recibido una gran medida de entrenamiento en su trabajo preliminar. Dos grupos serán entonces de enlace –formado por personas clave de todos los grupos, y de éste, mi grupo.

 

El grupo noveno, cuyo proyecto es el servicio financiero,

será uno de los más prácticos e interesantes desde el punto de vista de la situación mundial actual y de las condiciones modernas. Quizás dentro de poco tiempo comience a organizar este grupo, siempre que algunos de mis discípulos manifiesten los indicios subjetivos que busco, que involucran la correcta comprensión y la valoración espiritual del dinero. Con esto no quiero significar que quienes manifiesten tales indicios pertenecerán a este grupo, sino que ustedes proporcionarán adecuadas condiciones que harán posible su comienzo; sin embargo, una o dos de las personas claves pueden formar parte del grupo del servicio financiero, si el plan se desarrolla como se espera e intenta.

La tarea que debe emprender este grupo es el estudio de la significación del dinero como energía dirigida y apropiada. Esta dirección de la fuerza produce la concreción, y el trabajo entra entonces en el campo del esfuerzo mágico. Similar al trabajo de los otros grupos, el esfuerzo de la tarea a llevarse a cabo es de tres categorías:

1. El esfuerzo para comprender la naturaleza del prana o la energía etérica vital, y las tres cualidades que la caracterizan son (como bien lo saben), inercia, actividad y ritmo o, de acuerdo a la terminología indú, tamas, rajas y sattva. Cuando la riqueza mineral del mundo no se había descubierto ni utilizado, teníamos la etapa de tamas en su punto más profundo e inerte. Mucho de lo concerniente al dinero, hoy está relacionado con el karma y destino del reino mineral. Sin embargo, no es necesario ocuparnos aquí. Los procesos de la vida pránica se llevaron a cabo originalmente, por medio del trueque y el intercambio de lo que se encontraba en la superficie de la tierra y más tarde descendieron a las profundidades, llevando así a la fluidez la expresión más profunda y densa (desde el punto de vista humano) de la divinidad. No debe olvidarse esto.

Actualmente, el proceso es a la inversa, y el dinero esta vinculado con el producto del reino vegetal en la forma de papel moneda, respaldado por la riqueza mineral del mundo. Ésta es una realidad subjetiva interesante que debe tenerse presente.

2. Un estudio de los procesos por los cuales el dinero ha sido constantemente desviado del uso personal, tanto para el bien como para el mal.

Sin embargo, no tengo la intención de escribir un tratado sobre finanzas. Sería mayormente un registro del terrible egoísmo del hombre; sólo quiero ocuparme del dinero tal como la Jerarquía ve el problema y considerarlo como una forma de energía, prostituida en este momento para fines materiales, o aspiraciones y ambiciones egoístas de servidores bien intencionados. Ellos tienen puntos de vista limitados y necesitan una visión de las posibilidades inherentes a la situación que podría desviar gran parte de la energía divina concretizada, hacia canales constructivos y "caminos de luz".

3. Un estudio de la Ley de Oferta y Demanda, de manera que pueda estar disponible para el trabajo de los Maestros, por intermedio de los discípulos mundiales (de móvil puro, de habilidad en la acción y de probada responsabilidad), lo cual es necesario y, hermanos míos, Ellos lo necesitan imperiosamente.

El dinero ha sido desviado hacia fines totalmente materiales, aun en sus objetivos filantrópicos. El empleo más espiritual que existe hoy en el mundo es la aplicación del dinero para los propósitos educativos. Cuando se lo aparte al dinero de la construcción del aspecto forma y del logro exclusivo del bienestar material de la humanidad, y se lo desvíe de sus canales actuales, hacia fundamentos verdaderamente espirituales, se hará mucho bien, los fines filantrópicos y los objetivos educativos no sufrirán y se dará un paso adelante. Este momento no ha llegado todavía, pero la espiritualización del dinero y su acumulación en grandes cantidades para el trabajo de los Grandes Seres, los Discípulos del Cristo, es parte de un servicio mundial muy necesario y ahora puede hacerse un comienzo satisfactorio, pero debe ser llevado adelante con visión espiritual, correcta técnica y verdadera comprensión, dándose por sentado que existe pureza de móvil y altruismo.

*(1) La Educación en la Nueva Era.
*(2) La Curación Esotérica.
*(3) La Reaparición de Cristo.
*(4) Espejimo (Glamour) : Un Problema Mundial.


 


Clickear en la imagen para ir a www.maestrotibetano.es

 


 

 

 

 

 


ENLACES A OTRAS PÁGINAS


REVISTA NIVEL 2 NÚMERO 22 ABRIL 2020

 

REVISTA NIVEL 2 NÚMERO 21 MARZO 2020


REVISTA NIVEL 2 NÚMERO 20 NOVIEMBRE DE 2019