Los Rayos y las Iniciaciones

Tomo número 5 del Tratado sobre los Siete Rayos

Por el Maestro Tibetano Djwhal Khul

(Alice A. Bailey)

 


INDICE

PRIMERA PARTE 11

CATORCE REGLAS PARA LA INICIACIÓN GRUPAL

Pag.

OBSERVACIONES PRELIMINARES 13
PALABRAS DE INTRODUCCIÓN 21

Regla Uno El Devenir y la Función Grupales 32
Regla Dos Aceptado como Grupo 50
Regla Tres Dual es el Movimiento hacia delante 67
Regla Cuatro Evocación de la Voluntad 83
Regla Cinco El Todo Macrocósmico 101
Regla Seis El Grupo sigue adelante en la Vida 112
Regla Siete La Palabra Invocadora 119
Regla Ocho Los Siete, los Tres y el Uno 130
Regla Nueve El Iniciador Uno 146
Regla Diez O.M. el Sonido Creador 154
Regla Once El Cuarto Gran Ciclo de Realización 178
Regla Doce Servicio Grupal Iluminado-Salvador 191
Regla Trece El Misterio Oculto 208
Regla Catorce La Quíntuple Demanda 238


SEGUNDA PARTE 267

LOS RAYOS Y LAS INICIACIONES

OBSERVACIONES PRELIMINARES 269
PRIMERA SECCIÓN. EL ASPIRANTE Y LOS MISTERIOS DE LA INICIACIÓN 288

La Entrada a través de los dos Portales de la Iniciación 288
El Portal de la Iniciación 288
El Portal que da entrada al Camino de la Evolución Superior 295

La Entrada en el Ashrama 303
Los siete Grupos de Ashramas dentro de la Jerarquía 308
Los siete Senderos que enfrenta el Maestro 327
El Sendero del Servicio en la Tierra 328
El Sendero del Trabajo Magnético 331
El Sendero de entrenamiento para los Logos Planetarios 335

Ciertos Cambios Jerárquicos 338
El Sendero hacia Sirio 341
El Sendero de Rayo 346
El Sendero que recorre el Logos Mismo 348
El Sendero de la Filiación Absoluta 349

Párrafos Extraídos de Tratado sobre Fuego Cósmico 352
Análisis de la Tensión Mundial 353

La Vida Dual del Proceso Iniciático 356
La Vida Dual del Discípulo 359
La Existencia Dual del Maestro 361

La Ciencia del Antakarana 364
La Construcción del Antakarana 366
La Naturaleza del Antakarana 373
El Puente entre los Tres Aspectos de la Mente 377
El Puente como Agente de Alineamiento 388
La Técnica de la Construcción 391
En el Pasado 393
En el Presente 397
Seis Etapas del Proceso de Construcción 400
La Tarea Inmediata 409
Los Siete Métodos de Rayo 413

Delineamiento de la Contemplación Reflexiva 421
Significado del Proceso Iniciático 436
Fusión de la Conciencia del Maestro con la del Discípulo 446
Impresión de la Intención Jerárquica en la Mente del Discípulo 451

SECCIÓN SEGUNDA. EL ASPIRANTE Y LAS INICIACIONES MAYORES 457

La Relación de los Siete Rayos con las Iniciaciones 458

Los Rayos y las Cinco Iniciaciones que enfrenta la Humanidad 465
Primera Iniciación. El Nacimiento. Séptimo Rayo 465
Segunda Iniciación. El Bautismo. Sexto Rayo 473
Tercera Iniciación. La Transfiguración. Quinto Rayo 484
Cuarta Iniciación. La Renunciación. Cuarto Rayo 494

El Tipo particular de la Energía involucrada y su Efecto iniciático 497
El Efecto de la Energía de Armonía a través del Conflicto sobre la
Humanidad 501
El Factor del Rayo Amor Sabiduría cuando controla al Cuarto Rayo 504
El Efecto del Rayo de Armonía a través del Conflicto en el Mundo
Moderno de Naciones 509
Los resultados de la Actividad del Cuarto Rayo sobre el Discípulo
Individual 522
Resumen y Predicción 524

Los Rayos de Aspecto y las Iniciaciones Superiores 526
Quinta Iniciación. La Revelación. Primer Rayo 529
El Efecto que en la Actualidad Produce el Primer Rayo sobre la Humanidad 530

Sexta Iniciación. La Decisión. Tercer Rayo 536
Séptima Iniciación. La Resurrección. Segundo Rayo 537
Octava Iniciación. La Gran Transición. Cuarto, quinto, sexto, y
séptimo rayos 537

(Los cuatro rayos menores)
Novena Iniciación. La Negación. Primero, segundo y tercer rayos 537


(Los tres rayos mayores)

LAS SIETE Y LAS NUEVE INICIACIONES DE NUESTRA VIDA PLANETARIA 538

La Significación de las Iniciaciones 542
Primera Iniciación. El Nacimiento en Belén 544
Segunda Iniciación. El Bautismo en el Jordán 551
Tercera Iniciación. La Transfiguración 562
Cuarta Iniciación. La Gran Renunciación o Crucifixión 566
Quinta Iniciación. La Revelación 575

La Parte que Desempeña la Energía al Inducir a la Revelación 579
El Lugar que ocupa la Voluntad para Inducir a la Revelación 584

Sexta Iniciación. La Decisión 587
Séptima Iniciación. La Resurrección 596
Octava Iniciación. La Gran Transición 602
Novena Iniciación. La Negación 602

APÉNDICE 605
CINCO GRANDES ACONTECIMIENTOS ESPIRITUALES 607
ESTANZAS PARA DISCÍPULOS 624



 

Segunda Iniciación. El Bautismo en el Jordán.

La iniciación que vamos a estudiar es quizás una de las más importantes, porque concierne a ese aspecto de la personalidad que presenta mayor dificultad para todos: el cuerpo emocional o astral.

 

Actualmente, la masa humana es arrastrada por las emociones y por una respuesta sensoria a las circunstancias; no es impelida generalmente por una reacción inteligente a la vida, tal como es.

 

La reacción normal y generalmente violenta sirve sólo para aumentar la confusión y las correspondientes dificultades, produciendo vórtices de energía, espejismo e ilusión incontrolados.

 

Aunque al mismo tiempo pueda producir un aspecto salvador en algunos casos, la violencia de la prueba astral y la potencia de la tentación astral (como podría bien llamársela), conducen a una esfera de sufrimiento grandemente acrecentada.

 

A esto puede agregarse la inclinación materialista de la mayor parte de las soluciones presentadas, atrayendo la fuerza del maya mundial y complicando grandemente el problema.

 

Por penoso que pueda ser todo esto y aunque signifique el fin de esta era y la cesación de la vibración y cualidad atlantes, llevada a cabo tan poderosamente en este ciclo ario, sin embargo, indica el logro de una oportunidad definidamente racial. La humanidad -en una escala relativamente amplia- enfrenta la segunda iniciación o la Iniciación del Bautismo.

 

El concepto del bautismo está siempre asociado con el de la purificación. El agua ha sido siempre el símbolo de la purificación y también del plano astral, con su inestabilidad, tormentas, intranquilidad, aplastante reacción emocional y su flexibilidad, que la hace un agente muy bueno para la facultad que posee el hombre no regenerado de construir formas mentales engañosas.

 

Reacciona a cada impulso y deseo y a toda "atracción" magnética posible, provenientes del aspecto material o sustancial de la naturaleza forma. En sus ciclos de tranquilidad, refleja también el bien y el mal; por lo tanto, es el agente del engaño cuando es manipulada por la Logia Negra, o de reacción aspiracional, cuando es influida por la gran Logia Blanca, la Jerarquía espiritual de nuestro planeta.

 

Es el campo de batalla entre las pares de opuestos; el problema se complica porque los hombres deben aprender a reconocer esos opuestos, antes de estar en condiciones de hacer la correcta elección que conduce a la victoria espiritual.

 

(ESCRITO DURANTE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, NOTA DEL EDITOR DE LA WEB)

 

Actualmente, el deseo de paz, a cualquier precio, de alimento adecuado, de calor y vivienda, del restablecimiento de la estabilidad y seguridad y de cesación de la ansiedad, controlan al conjunto de las reacciones humanas y hace que el plano astral sea de tanta importancia para los hombres y las decisiones mundiales. Esto es tan predominantemente así, que el conocimiento que la mente podría revelar, y del cual los intelectuales son los custodios, se pierde de vista y tiene poca influencia.

 

En la tercera iniciación se establece finalmente el control de la mente iluminada por el alma, asumiendo ésta la posición dominante y no la forma fenoménica. Entonces se trascienden todos los límites de la naturaleza forma. La visión de esta trascendencia es comunicada en el momento de la segunda iniciación, bajo el simbolismo de una purificación llevada a cabo positivamente.

 

Aquí no hago hincapié sobre el relato bíblico de ese proceso purificador, el cual resume simbólicamente la naturaleza acuosa del plano astral y el "lavado por el agua" del iniciado. Expreso la forma puramente atlante del proceso iniciático, dándonos un concepto del descenso en el agua y el ascenso fuera del agua, en respuesta a una Palabra de Poder desde lo alto. El acercamiento ario a esta misma iniciación no ha sido todavía plenamente comprendido.

 

La segunda iniciación -tal como se lleva a cabo ahora- es hasta cierto punto una de las más difíciles.

 

Involucra la purificación, pero la purificación por el fuego, simbólicamente comprendido. La oculta "aplicación del fuego al agua" produce resultados muy serios y devastadores.

 

El agua, bajo la acción del fuego, "es reducida a vapor, siendo el iniciado sumergido en las nieblas y las miasmas, los espejismos y las brumas". El iniciado debe salir de esta niebla y espejismos, y de las actuales brumas de los asuntos humanos saldrá también eventualmente la humanidad.

 

El éxito del iniciado individual es la garantía del destino racial.

Las complicaciones que produce la conjunción del agua y el fuego en esta época aria, son mucho mayores que las producidas totalmente por el agua en la época atlante; la era actual es kama-manásica (deseo-mente) y no simplemente kámica o estrictamente astral.

 

Por lo tanto, recuerden cuando leen estas palabras que hablo simbólicamente. Hoy el fuego de la mente debe considerarse en conjunción con el agua del deseo, de allí la mayoría de los problemas de la humanidad. Por esa causa la segunda iniciación es una de las más difíciles por las que el discípulo moderno debe pasar.

 

Sin embargo, el resultado del proceso iniciático moderno es de un orden muy superior. Esta afirmación tiene relación con el evidente hecho de que la Jerarquía y su personal, que está en proceso de reunirse, será de un orden superior al anteriormente responsable de guiar a la humanidad. Una humanidad más avanzada exige una Jerarquía y una supervisión jerárquica también más avanzadas; esto siempre ha sido así.

El proceso evolutivo abarca todo lo que es. Hasta Sanat Kumara aprende y progresa de una relativa imperfección a la perfección.

 

Este bautismo de fuego (al cual se hace referencia en las Escrituras Occidentales) contiene en si inevitablemente la acepción del dolor, en un grado hasta ahora desconocido. Un vistazo superficial a los asuntos mundiales revelará la verdad de esta afirmación.

 

Por lo tanto, ¿qué sucede realmente y cuáles son los principales hechos involucrados? Mucho dependerá de mi respuesta y de la interpretación que le den. Por consiguiente, les pediría considerar cuidadosamente mi respuesta a estas dos preguntas.

 

Bajo la influencia del ciclo pisceano, que está por finalizar, el sexto Rayo de Idealismo o Devoción ha estado predominantemente activo.

Es el rayo de la determinación centralizada y -desde cierto ángulo- el rayo del ciego proceder. El individuo, el grupo o la humanidad, ve únicamente un sólo aspecto de la realidad en determinado momento (a causa de la etapa actual del hombre en el proceso evolutivo), siendo por lo general el aspecto menos deseable. Todo lo demás es una incógnita para ellos; ven sólo una imagen; su horizonte se limita a un solo punto del compás (hablando esotéricamente). Para la masa humana, el aspecto visualizado de la realidad, por la cual los hombres vivieron y murieron, fue el mundo, la comodidad, las posesiones y las empresas materiales; esto hoy lo testimonian incontrovertiblemente los movimientos laboristas y las tendencias evidentes en las Naciones Unidas.

 

Para un grupo relativamente pequeño de seres humanos, el mundo de la inteligencia aparece como algo primordial y el regente deseado o el factor controlante es la mente concreta. Por lo tanto, todo permanece dentro de la zona del control y los intereses materialistas.

 

El centro plexo solar es, en consecuencia, el factor dominante, porque -aún en el caso de los intelectuales- el deseo de bienestar material, de posesiones territoriales y de decisiones materialistas gubernamentales y económicas planificadas, controla y mueve al individuo, al grupo o a la nación.

 

Éstos no son necesariamente erróneos, pero (bajo el concepto actual emoción deseo) se los ubica en una posición destacada y se los considera como de naturaleza causal, siendo sin embargo de naturaleza fundamentalmente secundaria; su naturaleza esencia produce efectos, poniendo el énfasis sobre la palabra "efectos". La humanidad, aún en sus estratos avanzados, no puede pensar todavía en niveles causales.

 

¿Cuál es la meta básica del iniciado que ha recibido la segunda iniciación?

 

Les pediría apartarse conscientemente del concepto de la consumación del esfuerzo en el proceso de iniciación y reconocer el concepto de que su efecto es iniciático y señala un comienzo y no una culminación. Por lo tanto, ¿qué tiene ante sí el iniciado que ha penetrado en el agua purificadora, o mejor dicho en el fuego? ¿A qué se ha consagrado? ¿Qué sucederá dentro de "la zona de vivencia" (quisiera que se familiarizaran con esta frase), y qué resultados tendrán lugar dentro del mecanismo, con el que se aproxima al lugar de la iniciación? Estos son factores y también aspectos importantes de los procesos de la vida que deben condicionarlo.

 

 

Al finalizar el proceso iniciático ciertas energías y aspectos divinos deben ser reconocidos por él, pues desempeñan ahora una parte de su pensamiento y propósitos -energías que hasta entonces (aunque presentes) estaban pasivas y no controlaban.

 

El iniciado tiene ante sí la tercera Iniciación de la Transfiguración. Lo enfrenta una gran transición desde el enfoque aspiracional emocional a otro enfoque inteligente y pensante.

 

Se ha desprendido, teóricamente por lo menos, del control del cuerpo y la naturaleza astrales; tiene todavía mucho por hacer; antiguos deseos, viejas reacciones astrales y emociones habituales, siguen siendo poderosas; pero ha desarrollado una nueva actitud hacia ellas y una nueva perspectiva hacia el cuerpo astral.

 

El agua, el fuego, el vapor, el espejismo, la ilusión, la mala interpretación y la continua emotividad, siguen significando algo específico e indeseable para él.

 

Ahora es negativo a su llamado y positivo para el exigente enfoque superior. Lo que él ahora ama y anhela, desea y planea, se hallan en otra dimensión superior.

 

Por estar dispuesto a recibir la segunda iniciación, ha asestado el primer golpe a su egoísmo innato y ha demostrado su determinación de pensar en términos más amplios e incluyentes. El grupo comienza a significar para él, más que él mismo.

 

¿Qué ha sucedido, hablando técnicamente?

 

 

Las energías del centro plexo solar son transferidas desde el centro principal de distribución abajo del diafragma al centro cardíaco -uno de los tres centros principales al cual deben ser transferidas todas las energías inferiores.

 

En la primera iniciación se le concedió la visión de una creatividad superior, y la energía del centro sacro empezó su lento ascenso al centro laríngeo.

 

En la segunda iniciación se le concede una visión de un enfoque superior y su lugar en el todo mayor empieza lentamente a revelarse. Una nueva creatividad y un nuevo enfoque son sus metas inmediatas, y la vida para él ya no puede volver a ser la misma. Las antiguas actitudes y deseos físicos pueden a veces asumir control; el egoísmo puede seguir desempeñando una parte importante en su expresión de la vida, pero -subyacente en ellos y subordinándolos- habrá un profundo descontento acerca de las cosas tal como son, y angustiosos sufrimientos de fracaso.

 

En este punto el discípulo aprende a utilizar el fracaso y a reconocer ciertas diferencias fundamentales entre lo natural y objetivo y lo sobrenatural y subjetivo.

 

La exposición de estas ideas ¿ha convertido el concepto de la iniciación en algo útil y práctico para ustedes? Cualquier iniciación que no tenga su interpretación en las reacciones diarias, prestará poca utilidad y básicamente será irreal.

 

La irrealidad de su presentación ha conducido en la actualidad a que la Sociedad Teosófica sea rechazada como agente de la Jerarquía.

 

Anterior y previamente a su ridículo énfasis puesto sobre la iniciación y los iniciados y a su reconocimiento de los discípulos probacionistas como plenos iniciados, la Sociedad hizo un buen trabajo. Sin embargo, falló al no reconocer la mediocridad ni comprender que nadie "recibe" la iniciación ni atraviesa estas crisis sin la previa demostración de una amplia utilidad y una capacidad entrenada e inteligente.

 

Quizás esto no sea así en lo que concierne a la primera iniciación, pero la segunda iniciación involucra siempre como antecedente, una vida útil y consagrada, y una manifiesta determinación de entrar en el campo del servicio mundial.

 

También debe haber humildad y expresar el conocimiento de la divinidad que existe en todos los hombres. Ninguno de los así llamados iniciados de la Sociedad Teosófica (excepto la señora Anny Besant) se ajustaron a estos requisitos. Yo no hubiera llamado la atención sobre su orgullosa demostración si no fuera que esas mismas pretensiones e ilusiones son presentadas al público.

 

Ahora consideraré el problema de la liberación de las limitaciones de la materia y presentaré el tema en forma práctica.

 

Quizás haya una opinión final de que el reino de las emociones y la susceptibilidad a las reacciones emocionales, constituyen la principal limitación humana -tanto desde el ángulo individual como del nacional.

 

Se sabe por ejemplo, que el demagogo ejerce dominio en todas partes sobre la opinión pública, y es una persona que actúa enfáticamente sobre las emociones humanas como también sobre el egoísmo humano.

 

A medida que la raza progresa hacia una expresión mental, esta influencia distorsionante será cada vez menos importante y una vez que las masas (compuestas de millones de los así llamados "hombres de la calle") comiencen definidamente a pensar, el poder del acercamiento demagógico habrá desaparecido.

 

 

 

 

 

La lucha principal en el mundo actual es la de la libertad del ciudadano común para pensar por sí mismo y llegar así a sus propias decisiones y conclusiones.

 

Aquí se encuentra la principal disputa entre la Gran Logia Blanca y la Logia Negra.

 

 

(Se recuerda que estos libros se imprimieron después de la primera guerra mundial y durante la segunda, aproximadamente, si bien algunos aspectos son extrapolables en 2020) (editor de la web)

...

 

...

El mundo de hoy está todavía dividido en personas de mala intención y de gran poder y sus víctimas, además de las reacciones negativas de las naciones restantes. Ninguna nación que pertenece a las Naciones Unidas ha tratado de desviar la oleada del mal, alineándose con otras naciones a favor de la libertad.

 

Sólo hay grupos de hombres no iluminados que tratan de controlar los destinos nacionales. Existe todavía una reacción emocional hacia las situaciones, y la explotación emocional de individuos y naciones, por quienes no son emotivos, pero están mentalmente convencidos de que deben seguir ciertas líneas de actividad, conducentes a su propio bien individual, aunque -a la larga- no son buenas para los pueblos involucrados.

 

Por lo tanto, volvemos a los problemas del plano astral, al nivel emocional de conciencia y a la segunda iniciación.

Esta iniciación libera a los hombres del control emocional y les permite trasladar su conciencia a los niveles mentales y controlar, desde ese punto más elevado de enfoque, sus actitudes emocionales normales y bien desarrolladas.

 

Si leen nuevamente las páginas 282-3 encontrarán las tres notas clave para la segunda iniciación y su técnica. Quisiera llamarles la atención sobre ellas, porque nos dan la clave para los problemas mundiales e indican, al mismo tiempo, la solución y el camino de salida del actual "impasse".

Estas tres palabras son: Dedicación. Espejismo. Devoción.

 

La dedicación del aspirante invoca el fuego.

 

Tenemos aquí un enunciado de mucha importancia. El aspirante en los niveles superiores del plano astral es impulsado por el "fuego de la dedicación". Esto centraliza inmediatamente su voluntad cuando se manifiesta en el plano mental, y este enfoque, a su debido tiempo, inicia la seria empresa de trasladar su conciencia a los niveles mentales. Entonces el "fuego" actúa inmediatamente y la primera reacción (como he señalado anteriormente) es la "reunión del fuego y del agua" y, por lo tanto, la producción de niebla, bruma espejismo e ilusión.

 

Estas cuatro palabras deben ser comprendidas simbólicamente. Los espejismos así inducidos dependen del rayo y de la etapa de evolución del individuo y de la nación. Es esencial aprender a pensar en los términos más amplios posibles. No me ocuparé de ellos.

 

Los individuos están descubriendo rápidamente la naturaleza de sus espejismos, una vez que han determinado su "intención espiritual"; también el espejismo nacional es reconocido por los observadores, aunque raras veces lo hacen las naciones involucradas.

 

 

El factor que conduce a la disipación del espejismo es la devoción, devoción a un individuo, a un Maestro (como enseña la Sociedad Teosófica) o a un proyecto idealista. Y, finalmente, la ilimitada devoción a seguir el Camino, a hollar el Sendero a cualquier costo, y la indesviable adhesión al servicio, considerada como la técnica principal del sendero.

 

La dedicación da por resultado el espejismo, que es disipado por la devoción -éstas son las notas clave de la segunda iniciación. No olviden que el nacionalismo es el resultado de la dedicación a una posición nacional y particular, y produce los espejismos que conducen a la dificultad mundial.

 

Estos tres aspectos del desenvolvimiento evolutivo deben ser reconocidos por todo aspirante; su existencia determina el lugar que ocupa en el Sendero, la iniciación para la cual se está preparando y la naturaleza de su servicio a la humanidad.

 

¿Cuál será el resultado de la combinación de estos factores en nuestra propia vida? Principalmente dos:

 

1. El centro plexo solar es llevado, ante todo, a un estado de actividad casi violenta e impulsiva. Esta actividad es inducida por la dedicación, produciendo inevitablemente espejismo.

2. Las violentas energías del centro plexo solar serán eventualmente controladas por la cualidad de la devoción. Esta cualidad trasforma el centro plexo solar en un gran centro de distribución de todas las reacciones emocionales y todos los espejismos, convirtiéndolo temporariamente en la causa del desastre, conflicto, dolor y angustia.

 

 

Como resultado de ambos, se pone en movimiento una gran agencia transformadora, mediante la cualidad de la devoción, y el plexo solar no sólo llega a ser un centro distribuidor sino el factor principal en la elevación de las energías activas, tanto físicas como emocionales, desde abajo del diafragma al centro cardíaco.

 

Esto constituye un largo proceso que el aspirante está obligado a enfrentar en el intervalo entre las iniciaciones. Se dice (y efectivamente es verdad) que el período más largo entre iniciaciones es de la primera a la segunda. Esta verdad debe ser enfrentada, debiendo además recordarse que de ninguna manera es el período más arduo.

 

El período más difícil para el aspirante sensitivo y sensible, se encuentra entre la segunda y la tercera iniciaciones.

 

Es un período de intenso sufrimiento, de castigo, por haber aplicado los factores de espejismo e ilusión, al verse envuelto pronunciadamente en situaciones que, durante largo tiempo, no se aclaran, y el asediado aspirante avanza firmemente adelante lo mejor que puede, influido por una correcta orientación y determinación espirituales.

 

Generalmente debe hacerlo en la oscuridad, trabajando bajo la acción de la mente lógica y comprensiva, pero rara vez bajo la influencia de la inspiración. No obstante, el buen trabajo continúa.

 

Las emociones son controladas y, necesariamente, el factor mente asume una importancia acrecentadamente correcta. La luz -vacilante y hasta entonces incierta e impredecible- afluye ocasionalmente desde el alma, vía la mente, aumentando con frecuencia las complicaciones, pero produciendo eventualmente el control necesario que conducirá a la libertad y dará por resultado la libertad.

Reflexiónese sobre estas cosas.

 

La libertad es la nota clave del individuo que enfrenta la segunda iniciación y su corolario -preparación para la tercera iniciación. Libertad es actualmente la nota clave del discípulo mundial, y la humanidad exige hoy libertad de vivir, libertad de pensar y libertad de saber y planificar.

 

 

La Iniciación de la Transfiguración que constituye el próximo estudio, es la más importante de todas. Desde un ángulo particular, está peculiarmente relacionada con la quinta Iniciación de la Revelación y con la séptima Iniciación de la Resurrección.

 

Las tres conciernen a la liberación; liberación de la personalidad, liberación de la ceguera o liberación de los siete planos de nuestra existencia planetaria -planos que se los denomina a veces los de la evolución humana y superhumana.

Habrán observado que últimamente he puesto el énfasis sobre un aspecto de la iniciación muy pocas veces mencionado hasta ahora -el aspecto libertad.

 

El Sendero de la Iniciación ha sido denominado a veces el Sendero de la Liberación y sobre este aspecto esencial del proceso iniciático trato de llamar la atención. He señalado continuamente que la iniciación no es en realidad esa curiosa mezcolanza de autosatisfacción, ceremonial y reconocimiento jerárquico, como lo presentan los principales grupos ocultistas.

 

Es más bien un proceso de trabajo excesivamente arduo, durante el cual el iniciado se convierte en lo que es. Esto puede encerrar un reconocimiento jerárquico, pero no en la forma generalmente imaginada. El iniciado está acompañado por quienes lo precedieron, y no es rechazado por ellos, sino visto, considerado y estimulado a trabajar.

 

Esta serie graduada de liberaciones que dan por resultado el logro de una acrecentada liberación de lo que ha quedado atrás en su experiencia, lleva consigo el permiso (dado o endosado por el alma) para proseguir adelante en el CAMINO.

 

Dichas liberaciones son resultado del Desapego, Desapasionamiento y Discriminación. Al mismo tiempo la disciplina fortifica y hace posible el arduo trabajo, requerido para pasar la prueba. Estas cuatro técnicas (pues eso son) van precedidas de una serie de desilusiones que, cuando son comprendidas y captadas, no le dejan al aspirante otra alternativa que seguir adelante hacia la luz mayor.

 

Quisiera que estudien la iniciación desde el ángulo de la liberación, considerándola como un proceso de libertades alcanzadas con gran esfuerzo. Este aspecto básico de la iniciación, cuando es comprendido por el iniciado, vincula su experiencia en una firme relación con la de toda la humanidad, cuya lucha fundamental es la obtención de esa libertad "por la cual el alma y sus poderes pueden desarrollarse y los hombres liberarse, debido a la libertad alcanzada individualmente".

 

Si estudian las nueve iniciaciones y las consideran desde este ángulo, verán que cada una marca definidamente un punto de realización y, que todo el tema de la iniciación adquiere nueva belleza y es digna del dolor y la lucha para su obtención. Daré un indicio (nada más) de lo que quiere significar por:

Primera Iniciación. El Nacimiento. Liberación del Control del cuerpo físico y sus apetitos.

Segunda Iniciación. El Bautismo. Liberación del control de la naturaleza emocional y de la sensibilidad egoísta del yo inferior.

Tercera Iniciación. La Transfiguración. Liberación del antiguo autoritarismo de la triple personalidad, marcando un momento culminante en la historia de todos los iniciados.

Cuarta Iniciación. La Renunciación. Liberación del propio interés y renunciamiento de la vida personal en bien del todo mayor. Hasta la conciencia del alma deja de tener importancia y es reemplazada por una percepción más universal, cercana a la Mente divina.

 

Quinta Iniciación. La Revelación. Liberación de la ceguera- que permite al iniciado ver una nueva visión. Esta visión concierne a la Realidad, que está más allá de cualquier otra, sentida o conocida hasta ahora.

 

Sexta Iniciación. La Decisión. Libertad de elección. He tratado estas elecciones en otra parte de este libro.

 

Séptima Iniciación. La Resurrección. Liberación del aferramiento de la vida fenoménica en los siete planos de nuestra Vida planetaria, siendo, en realidad, la "elevación fuera del plano físico cósmico, o sobre él".

 

Octava Iniciación. La Transición. Libertad de la reacción de la conciencia (tal como comprenden esa palabra) y liberación hacia un estado de percepción, una forma de reconocimiento consciente que no tiene relación con la conciencia, según se comprende dicho término. Podría considerarse como la total liberación de la sensibilidad, habiendo sin embargo pleno florecimiento de esa cualidad que denominamos inadecuadamente "compasión". Más no puedo decir:

 

Novena Iniciación. La Negación. Liberación de todas las formas posibles de tentación, particularmente en lo referente a los planos superiores. Debe recordarse constantemente (y de allí mi constante reiteración) que nuestros siete planos son los siete subplanos del plano físico cósmico.

En realidad, la meta de la liberación es el incentivo principal para hollar el sendero de retorno.

 

Una de las cosas más espiritualmente excitantes que tienen lugar en el mundo actual es el empleo, en cada país, de la palabra LIBERTAD; el gran discípulo, F.D. Roosevelt, "introdujo esta palabra en un sentido nuevo y más universal", teniendo ahora un significado más pleno y profundo para la humanidad.

 

 


Clickear en la imagen para ir a www.maestrotibetano.es

 


 

 

 

 

 


ENLACES A OTRAS PÁGINAS



 

 

REVISTA NIVEL 2 NÚMERO 22 ABRIL 2020

 

REVISTA NIVEL 2 NÚMERO 21 MARZO 2020


REVISTA NIVEL 2 NÚMERO 20 NOVIEMBRE DE 2019